noviembre 14, 2009

Nota de una dama

Mis queridos compañeros de té:


Lamento mucho el no haber estado muy activa en las últimas semanas,
por no decir meses.
Ciertas circunstancias personales me impidieron dar mi humilde opinión y comentar las novelas que pasan por mis manos.
Pero esas circunstancias ya han cambiado,
y espero encontrar el ánimo y las palabras necesarias para comentar nuestras novelas.
Confío en que perdoneis mi larga ausencia y que en breves vuelva a veros con una taza de té en mi salón.

Mis disculpas y saludos


Dama Blanca

octubre 18, 2009

Amistades fantasmas

Todo el mundo tiene un mejor amigo, buenos amigos, amigos a secas y conocidos. Y como es lógico, se espera que cuando hay problemas o se les necesite, se presenten para ayudarte en todo lo que puedan. Lo normal es que sean medianamente puntuales en vuestras citas y que no las cancelen en el último momento, alegando siempre excusas baratas que nadie creería. Deberían acordarse de tu cumpleaños y, al menos, felicitarte. Además, si tú, en su momento, te molestaste en buscar un buen regalo para sus cumpleaños ellos deberían hacer lo mismo. Como buenos amigos, cuando tengas alguna pena o problema, tendrían que prestarte su hombro para que pudieras llorar a gusto en lugar conocido y no tener que buscar a alguien con quien no tienes confianza para desahogarte.
Estoy segura de que, en alguna parte, existe un libro con las normas que deberíamos seguir para ser buenos amigos. Un decálogo que nos guíe en las relaciones amistosas. Si no existe, alguien tendría que escribirlo y enviárselo a todos esos que dicen ser nuestros amigos pero que en el fondo solo aparecen cuando se acuerdan de que existes; a esos a los que les prestas tu hombro para llorar sus penas pero que luego te esquivan cuando hay posibilidad de que tus lágrimas les manchen la chaqueta. Todas esas personas a las que se les llena la boca diciendo que tienen tantos amigos, que siempre tienen a alguien con quien tomar un café o salir a cenar, a toda esa gente a la que le presentan a alguien y, tras cruzar tres palabras con esa otra persona, ya le consideran su amigo del alma… A todos ellos les quiero decir una cosa, aun por muy dicho que esté: un amigo está ahí para lo bueno y para lo malo, y esta regla debe funcionar en las dos direcciones y no solo en la que nos convenga.


La amistad es como una planta. Hay que cuidarla cada día para que dé sus frutos, y no dejarla a la buena de Dios para que se cuide y se cultive sola.

Los amigos son tesoros que se han de guardar y administrar bien, porque si no se cuidan son como el dinero, como vienen se van.

La amistad no se conserva con palabras vacías que pueda llevarse el viento; ha de conservarse con hechos, acciones y gestos que demuestren de verdad a la otra persona que realmente le importas.

A la familia no la eliges, pero a los amigos sí. ¿Para qué eliges a tus amigos si luego no los vas a tratar como se merecen?


Os preguntareis por qué os estoy diciendo todo esto. Pues bien, hoy me he dado cuenta de que a las personas a las que yo llamaba amigos no les importo tanto como yo creía. Me duele decir esto, porque son muchos años de amistad, buenos y malos momentos, risas y millones de anécdotas compartidas. Llega un momento en la vida en el que te paras a pensar sobre cosas que a otros les parecen detalles insignificantes, pero que a ti te importan mucho, y que en ocasiones te hacen daño. Los demás no comprenden por qué te incomodan esos pequeños detalles, y muchas veces, ni tú mismo lo comprendes, pero eso no quiere decir que te hagan menos daño.
Los plantones de última hora, señora Paula Plasencia, incomodan a todo el mundo, no sólo a usted. Y llegar una hora tarde no es un pequeño retraso. Sus excusas ya no me valen.
Las palabras de apoyo vacías, señora Milagros (Mila) Vilas, tienen que demostrarse también con actos, y no olvidarlas pensando que nadie se acordará de lo dicho. No se puede complacer a todo el mundo.
Los problemas insignificantes de la vida, señora Nieves Caballero, son importantes para uno mismo, pero recuerde que los demás también tenemos de esos “problemillas”. Deje de darle tanto a la cabeza y preocúpese de ser realmente feliz.
Todo el mundo ha tenido una primera vez en algo, señora Ágata Verdasco, y a todos nos asustan las cosas nuevas, pero debe recordar que no ha sido la única en pasar por eso. Sus problemas de nervios se arreglan con una tila y un poco de paciencia por su parte.
¿Dónde estaban ustedes cuando perdí a una buena amiga? ¿En qué agujero se escondieron cuando la que tenía problemas amorosos era yo? ¿A qué enfermo, primo o “amiguito” estaban visitando cuando yo más necesitaba uno de esos “cafés terapéuticos” a los que ustedes tanto recurren cuando tienen problemas? ¿Dónde estaban cuando la que estaba colapsada y al borde de una depresión era una servidora? ¿Qué compromiso ineludible tenían el día de mi cumpleaños que les impidiera tomar un mísero café conmigo? ¿Cuál de ustedes me ayudó cuando la asustada de la vida era yo?
Hoy me siento dolida con cuatro personas que consideraba casi como de mi sangre. Tal vez les parezca excesivo todo lo que he dicho de ellas y, probablemente. Mis nervios me estén jugando una mala pasada, Pero... ¿Qué narices? A todo el mundo se le permite tener una crisis de cuando en cuando, ¿O no?

Espero que ustedes tengan mejores amigos que yo. Amigos de verdad, a los que no les importe decir un “te quiero” a tiempo que un “lo siento” tardío.

septiembre 28, 2009

La sensibilidad de una ameba

¿Cómo alguien podía ser tan insensible a los sentimientos de los demás? ¿Tan ciego que era incapaz de ver las evidencias que todo el mundo podía advertir sin dificultades?
Era increíble que después de más de cinco años de amistad y un par de meses de informal pero intensa relación como pareja, fuera tan estúpido como para pedirme consejo a cerca de su vida amorosa con otra mujer. Una mujer a la que yo jamás he soportado por lo altiva que se mostraba con la mayoría de la gente y, sobre todo, por ser tan idiota como para dejar atrás al hombre al que decía querer simplemente por un buen puesto de trabajo en otra ciudad. Una auténtica idiota que no se merece tener a un hombre como él a sus pies.
¡Pero lo peor de todo es que él esperaba que le diese consejos para poder recuperarla! ¡Era el colmo del abuso de confianza!
En fin… es lo que suele pasar cuando la confianza es tanta que llega a dar asco.
Pero comenzaré por el principio para que podáis comprender mejor por qué me siento tan dolida con el idiota más adorable de todo el mundo.
Hace cinco años, por casualidades de la vida, conocí a la que con el tiempo se convertiría en una de mis mejores amigas, Marieta María de la Fuente Cisneros. Coincidimos en una pequeña exposición de rosas, pues a ambas nos apasionaba el tema de la botánica. Yo siempre he sido muy aficionada a sacar fotos a todo cuanto veo agradable para la vista y, debido a que estaba concentrada en buscar el mejor ángulo para captar toda la belleza de un hermoso rosal trepador,
no vi que Marieta se encontraba a mi derecha y tropecé con ella sin querer, provocando que se le derramase en la blusa la mitad del agua de la botellita de la que estaba bebiendo. Entre disculpas, fotos y rosales terminamos por congeniar maravillosamente y una hora más tarde ya estábamos tomando café en una terraza cercana.
Con el paso de las semanas, el café de los viernes por la tarde se convirtió en algo sagrado. Al principio, sólo hablábamos de nuestras plantas y jardines pero, con el tiempo, fuimos cogiendo confianza la una en la otra y comenzamos a contarnos nuestras vidas, obras y penurias (a falta de milagros). Me contó que tenía un hermano dos años mayor que ella, Oscar; que trabajaba como decoradora; que vivía sola desde hacía tres años, pero solo a dos calles de distancia de sus padres y a doscientos metros de su hermano… Nos hicimos muy amigas en muy poco tiempo y sin apenas darnos cuenta.
Unos cuantos meses después del pequeño incidente con los rosales y el agua, me invitó a una fiesta que daba un amigo suyo. Quería presentarme a sus amigos y a su famoso hermano. Y yo, incauta de mí, sin planes para la noche de ese sábado, decidí aceptar. Así que cuando nos presentamos en la fiesta, Marieta con un impresionante vestido azul que dejaba insinuar su perfecta figura y yo con un precioso vestido negro (demasiado fresco para esa noche) y unos taconazos que me hacían parecer diez centímetros más alta, fuimos recibidas por todos sus amigos; principalmente, por el sector masculino de sus amistades, entre los que no se encontraba, desgraciadamente, su hermano Oscar, ya que por trabajo había declinado la invitación.
Hechas todas las presentaciones necesarias y cuando ya hacía un buen rato que la fiesta había comenzado, llegó la presentación más importante de la noche para mí.
Marcelo Tomás Damián Urquijo De Beneditti.
El hombre con los ojos grises más hermosos que había visto nunca y, probablemente, con el nombre más largo que había escuchado en años. Fue amor a primera vista y no sólo porque él fuera increíblemente atractivo. Fueron su sonrisa encantadora, que parecía brillar incluso en medio de la tenue oscuridad que reinaba en aquel jardín; el timbre cálido, dulce y divertido de su voz; la manera en que nos miró, a Marieta como si la quisiera como a una hermana y a mí como si realmente le agradara incluso antes de conocerme. Él no parecía tan superficial como la mayoría de hombres que estaban esa noche en la fiesta.
Como ya he dicho, fue amor a primera vista. Pero, desgraciadamente, sólo lo fue para una de las partes implicadas. Y ya supondréis que parte era…
A lo largo de la noche descubrí muchas cosas interesantes y a tener en cuenta sobre Marcelo. Mi buena amiga, siempre tan propensa a saber lo que yo estaba pensando, me contó todo lo que necesitaba y deseaba saber de él sin necesidad de que yo se lo preguntase. Me contó que su familia era bastante adinerada, con una posición social elevada, pero que era un caos. Que sus amigos solían llamarle Marc (diminutivo odioso que yo jamás empleé). Que había estudiado derecho, como era tradición en su familia, y filología inglesa, porque era lo que siempre había querido estudiar; pero no ejercía profesión alguna, ya que se dedicaba a vivir de sus rentas. Y que tenía cierta afición a las mujeres…
Y esto último fue lo que menos me gustó de toda su explicación.
Después de esa noche, dos cosas sucedieron rápidamente: los amigos de Marieta me aceptaron con rapidez en su círculo y Marcelo me consideró su amiga del alma y me tomó bajo su protección. Protección que no entendí en un primer momento, pero que con el tiempo agradecí.
Yo no podía evitarlo, él me gustaba en prácticamente todos los sentidos. Era fiel a sus amigos, jamás mentía (simplemente porque no sabía), me hacía reír, se preocupaba por mí cuando me notaba cansada o preocupada por algo y sus regalos de navidad y cumpleaños eran los mejores. ¿Qué más podía pedir? Tal vez que yo también le gustase a él… Mas viendo como paseaba cada mes del brazo de una mujer diferente, casi agradecí que yo no fuera una de sus “elegidas”.
Lo cierto era que todas esas mujeres sabían que era algo temporal, él nunca les mentía diciéndoles que aquello duraría para siempre. Las que se engañaban eran ellas, siempre intentando ser la que se quedaba el premio gordo para luego presumir delante de sus amigas. Marcelo se divertía con ellas, no a costa de ellas; y las pobres incautas jugaban a ser princesas por un tiempo y trataban por todos los medios de mantenerle a su lado. Lo que no llegaron nunca a comprender fue que cuanto más se esforzaban ellas menos interés mostraba él; y Marcelo se aburría, las dejaba y buscaba compañía en otra parte.
Pero un día las cosas cambiaron, todavía no sé por qué.
A Marcelo siempre le había gustado hacerle regalos a sus amigos, y también a los que no lo eran tanto pero fingían serlo por interés. Pero a mí comenzó a hacérmelos cada vez con más frecuencia y de más valor del que podía aceptar sin sentirme culpable. Ya no me miraba igual y siempre estaba tratando de insinuar algo aunque nunca dejaba entrever el qué.
Hasta que un día me besó.
Y yo me sentí flotar a cinco… no, a diez centímetros del suelo; y escuché campanas tocando solo para mí. Creí que me iba a estallar el pecho de felicidad.
Pero cuando se apartó y le miré a los ojos comprendí que para él seguía sin ser lo mismo. Sólo era otro de sus caprichos, y hasta él mismo parecía extrañarse de que lo fuera. Así que, tras mirar sus grises ojos y comprobar que aquello no estaba bien por mucho que me doliera admitirlo, me alejé de él. Durante un tiempo no nos vimos demasiado, me pasaba la vida evitándole; a él y a las preguntas de Marieta.
Tonta de mí, un día cedí. Marcelo, con su inagotable don de la palabra, capaz de convencer a un santo de que pecar es bueno, me convenció de que no sería tan malo el intentarlo.
Y lo intentamos.
Pero como ya había previsto, yo sólo era pura curiosidad para él. Como el propio Marcelo me explicó un día, era incapaz de enamorarse de nadie porque ya quería a alguien, y que todas las demás eran un vago intento de olvidar a la única mujer que no podía tener debido a la distancia. Así que me dije a mí misma que yo no quería ser otro vago intento, no quería ser la pobre sustituta de alguien a quien él adoraba. Y, tras un tiempo de reflexión para ambos, y un par de meses de aventura amorosa, decidimos que con ser amigos bastaba.
Así que, después de años de amistad en los que la relación llegó a enfriarse bastante debido a circunstancias trágicas y desagradables, como fue la muerte accidental de Marieta, él decidió armarse de valor e ir a buscar la felicidad, cual héroe de novela romántica, junto a la mujer de la que siempre estuvo enamorado.
No sin antes pedirme consejo de lo que debía o no debía hacer.
¡A mí!
¡¿Es que este hombre tenía la sensibilidad de un botijo o qué?!
No me vale la excusa de que lo que pasó entre nosotros duró muy poco y que sucedió hace ya algunos años. Marcelo siempre supo que yo nunca dejé de quererle a mi manera. Aunque en ningún momento ninguno de los dos lo mencionásemos, ambos lo sabíamos. Así que no entiendo cómo un hombre educado, inteligente y con un sentido común mayor que el de la media puede ser tan poco delicado de pedirme ayuda sobre este tema.
Vale que seamos amigos, que en su momento (ahora ya no tanto) nos lo contásemos todo y nos apoyáramos el uno en el otro. Pero hay cosas que por decencia, educación y sentido común no le preguntas a una mujer que en el fondo de su corazón todavía sigue enamorada de ti. No le pides consejo de cómo reconquistar al amor de tu vida, no le preguntas qué regalo podrías hacerle, no le cuentas que, de repente, una mañana te despertaste y en lo único que podías pensar era en ella.
¡Y mucho menos le preguntas si el conjunto de ropa interior que estáis viendo será de su talla!

En resumen, que cuando crees haber encontrado al único hombre de la Tierra con un mínimo de sensibilidad, ese tipo de sensibilidad que al parecer sólo tenemos las mujeres, va y te demuestra que tiene la misma sensibilidad que una ameba.
O yo tengo muy mala suerte y me he topado con muchas amebas en mi vida o es que Dios se olvidó de bendecir al sexo masculino con la misma cantidad de sentimientos y sensibilidad que al sexo contrario…

septiembre 26, 2009

Presentación de otra Lady



Quiero presentaros a una buena amiga que siempre ha estado ahí, contándome historias agradables, entretenidas y divertidas.


Historias que ella soñaba y vivía, y luego plasmaba en papel.


No para que alguien las leyese, si no por el placer de escribir cada palabra y formar una historia.


Os presento a...



Espero que disfruteis con sus historias tanto como yo, y que si hay algo que os gusta o os disgusta en sus historias se lo digais; siempre está ansiosa por aprender.


Mis más cordiales saludos, Dama_Blanca.

septiembre 23, 2009

"Mordisco rápido", de Lynsay Sands


Lynsay Sands
Editorial: Suma de Letras, Manderley / Septiembre 2009
ISBN: 978-84-8365-145-2
Género: Paranormal / Fantástico
Serie: 1º- La Familia Argeneau

Título original: A Quick Bite
Editorial original: Avon / Noviembre 2005
ISBN original: 0060773758





SINOPSIS:

¿Ese ardiente tipo atado en la cama de Lissianna Argenau? ¡No es el postre... es el plato principal!

Lissianna lleva siglos deseando al pretendiente adecuado, no un bocado rápido, y por el aspecto de este erótico hombre atado a su cama le gustaría que él fuera el candidato.

Aunque hay otro asunto más apremiante: su tendencia a desmayarse ante cualquier signo de sangre... una rareza especialmente molesta para un vampiro. Su madre cree tener la solución pefecta, y le sirve al psicólogo en una bandeja de plata (o más bien en una cama de hierro forjado). Por supuesto que no viene mal que ese psicólogo tenga un delcioso cuello. ¿Qué mujer vampiro tendría la sangre fría para resistirse a beber de ahí?

El doctor Gregory Hewitt se recobra para encontrarse en el dormitorio de una bella desconocida... una hermosa mujer preparada para ofrecerle una intensa noche de pasión.

Pero ¿será posible para el buen doctor descubrir el amor verdadero con una arpía vampira hemofíbica, o simplemente será una buena comida? Esa es lo que se pregunta el doctor Greg deseoso de hundir sus dientes en... si consigue que Lissianna lo muerda.


OPINIÓN:
Este es el cuarto libro publicado en español de la saga "Los hermanos Argeneau", pero en realidad sería el primero en el orden de lectura; no tienen porqué leerse por orden ya que son lo suficientemente independientes como para no causar problemas a la hora de leerlos en el orden que nos plazca. Yo comencé, como supongo hizo la mayoría, por el segundo libro de esta saga, "Mordiscos de amor". Fue por recomendación de una amiga, y la verdad, hasta la mitad del libro creí que nunca más volvería a confiar en sus recomendaciones; pero al final la cosa mejoró, así que decidí comprar el siguiente, "Vampiro blanco, soltero, busca...". La cosa mejoró muchísimo, para mí, es el mejor de todos; así que después de este continué con el siguiente, "Alto, moreno y hambriento", que aunque fue de menor calidad también fue divertido e interesante. Así que cuando me enteré de que salía a la venta el libro de la única hermana Argeneau empecé a contar los días con los dedos para poder tenerlo en mis manitas. Sin embargo, ha resultado ser (y siempre dicho desde mi humilde opinión) una completa decepción en comparación con los dos últimos libros publicados.

Por supuesto, está escrito como siempre con humor, pero no ese humor desternillante que te arrancaba carcajadas en otras novelas de esta misma autora. El libro comienza bien, no con un comienzo impresionante pero si bien; pero llegados a un punto se vuelve y un tanto monótono, sabes exactamente lo que va a pasar. Digamos que a mediados de libro hay un par de detalles interesantes que hacen que no abandones la lectura, pero nada más. Hasta llegar a los últimos capítulos, donde nuestros protagonistas son "acorralados" por el "villano" de la novela (y cuando leáis la novela, si es que lo hacéis, emprenderéis lo de las comillas).

De los protagonistas no hay gran cosa que contar, ya que esta autora, a mí parecer, no ahonda demasiado en como son los personajes en ciertos aspectos, como hacen otras autoras. Lissiana, como personaje, es la más sosa de los cuatro hermanos, ya que, a parte de su fobia a la sangre, no tiene nada más que la haga destacar entre sus hermanos y el resto de su familia. Aunque es irónico y gracioso que una vampira no soporte ver sangre, creo que podría hábersele sacado mucho más partido a esto creando más escenas cómicas, o incluso angustiosas o de peligro. En cuanto a Greg, creo que, aun habiendo profundizado poco en el personaje, es la imagen actual de un perfecto caballero, la clase de caballero que nos podríamos encontrar en una novela romántica histórica; Greg es uno de esos escasos hombres que todavía te apartan la silla para que te sientes, te abren la puerta y dejan que pases primero mientras la sostienen, alguien que te hace cumplidos porque los siente de corazón y no por regalarte los oídos. Teniendo en cuenta que nuestro Greg es psicólogo, es razonable que una vez que conoce el secreto de la familia Argeneau quiera saber más sobre ellos y sobre todo averiguar por qué se comportan de esta o de aquella manera.

Si he de ser sincera, creo que esta es la historia que menos me ha gustado de las cuatro que se han publicado hasta ahora en español; tanto por predecible como porque parecía que en esta relación solo jugaba uno, y ese era Greg. Continuamente me daba la sensación de que el único que mostraba verdadero interés por llegar a formar algo parecido a una pareja era él; Lissi simplemente era amable y trataba de protegerle de los peligros que los perseguían.

Para las que les gustase desde un principio el primo Thomas, como a mí, podrán conocerle un poco mejor, ya que en esta historia es el personaje secundario que más aparece y más se involucra en esta historia. Después, claro está, tenemos a una lista larga de primas y amigas, y muchos más familiares que consiguieron añadirle una pequeña nota de humor en los momentos que tal vez escaseaba por parte de los protagonistas.

En resumen, es un libro para pasar el rato, prescindible para leer el resto, pero interesante para conocer como la hermanita pequeña de los Argeneau conoció a su adorado doctor. Le daría un aprobado raspado, pero voy a ser generosa y darle un 6, ya que en algunos momentos hizo que sonriera de verdad.

septiembre 09, 2009

"Casi una princesa", de Laura Lee Guhrke


Laura Lee Guhrke
Editorial: Grupo Planeta, Esencia / Febrero 2009
ISBN: 978-84-08-08351-1
Género: Histórico
Serie: 4º- Seducción - Guhrke

Título original: She's No Princess
Editorial original: Avon / Junio 2006
ISBN original: 0-06-077474-6

Finalista como Mejor Novela Corta Histórica en los RITA 2007



SINOPSIS:

La ilegítima hija de un príncipe y una conocida cortesana, Lucia, ha pasado la mayor parte de su vida recluida en internados y conventos, pero eso no ha conseguido impedir que haya causado un escándalo tras otro. Por esta razón, su exasperado padre de sangre real ha tomado una drástica decisión: casarla lo antes posible. Y Sir Ian Moore, el más correcto miembro del cuerpo diplomático de Gran Bretaña, es el hombre adecuado para ayudarla a escoger al prometido perfecto.

La diplomacia, y no la búsqueda de parejas, es el auténtico talento de Ian, así que jura encontrarle a Lucia un marido tan pronto como le sea posible para poder terminar con esa engorrosa misión y volver a sus quehaceres diarios. Pero, a pesar de los innumerables e importantes candidatos ansiosos por ocupar tal puesto, ninguno de ellos es digno rival para el espíritu salvaje de Lucia.

Y mientras más tiempo pasa Ian con esa belleza italiana, más renuente es a encontrarle un prometido.

¿Puede ser el marido perfecto para Lucia el hombre cuya misión es precisamente encontrarle un buen novio?


OPINIÓN:

Esta autora se ha convertido en una de mis preferidas; donde algunos dirían que sus historias son monótonas y predecibles yo digo que son sencillas, agradables de leer y sin artificios. Puede que no nos deparen grandes sorpresas, pero a mí, por el momento, tampoco me han dado demasiadas decepciones, que es más de lo que puedo decir de otras autoras. Y "Casi una princesa" no es una excepción en todo esto. En esta crítica no pienso extenderme demasiado, ya que la mayoría de las cosas que puedo decir son buenas y no quiero repetirme. Como decía, esta novela es agradable a la hora de leerla, me hizo soñar y olvidarme con facilidad de que toda esta historia en realidad no estaba ocurriendo. Creo que esta historia podría pasar perfectamente por una de esas películas de Disney llena de princesas y príncipes enamorados que hacen lo imposible por ser felices uno al lado del otro.

La princesa en este caso es una jovencita llamada Lucia, con un temperamento explosivo que, según la propia protagonista, es muy italiano. En realidad si que es princesa, pero no reconocida, ya que es la hija bastarda de un príncipe italiano, que siempre la ha escondido por vergüenza. Apasionada como solo los mediterráneos saben serlo, se rebela una y otra vez contra las órdenes de su padre. Divertida, inteligente, hermosa... todos éstos atributos hacen que los hombres caigan a sus pies sin esfuerzo alguno, pero ninguno es lo que ella desea en un hombre; alguien que le acelere el corazón tan solo con su presencia, que sea apasionado y sea inteligente, y porque no, agradable a la vista. Pero ninguno de los hombres con los que se cruza en Inglaterra reúne todas esas cualidades; ninguno salvo uno al que no parecen afectarle en absoluto los encantos de Lucia ni tampoco sus esfuerzos por derribar sus muros de hielo.

El príncipe de hielo al que Lucia no consigue encandilar ni seducir no es otro que el correcto y serio diplomático Ian Moore. Vive por y para su trabajo, y jamás permite que nada ni nadie altere el orden que reina en su vida. La primera impresión que da a cualquiera es la de un hombre frío con unos ojos de hielo en los que nunca se refleja emoción alguna. Pero por mucho que trate de ocultarlo, Lucia lo desconcierta y altera desde el primer momento, hasta tal punto que, sigilosamente, esa muchachita consigue meterse bajo su piel poco a poco y fundir el hielo del que se rodea. Lucia hace que su bien escondida pasión despierte por completo, dejándolo confuso e incluso avergonzado cuando olvida las buenas formas y el decoro y se convierte en un hombre de carne y hueso, con sus deseos y pasiones, un hombre imperfecto pero humano.

Ambos se enamoran el uno del otro sin a penas darse cuenta. Tratan de mentirse a sí mismos y también a los demás con respecto a lo que sienten, pero no lo consiguen. Y si no fuese por uno de esos escasos arrebatos que Ian se permite, jamás ninguno habría encontrado la felicidad, pues están hechos el uno para el otro; lo que a uno le falta el otro lo compensa, son el complemento perfecto para cada uno. Ella le enseña a vivir, a apreciar los placeres y diversiones de la vida, a sonreír y a ser feliz, lo saca de su vida gris y encorsetada. Él le aporta serenidad y estabilidad donde antes solo había locura y necesidad constante de "portarse mal" para contradecir a su padre, es la voz de su conciencia pero sin llegar a apagar su espíritu libre y apasionado.

Desde el principio sabes que en todas las novelas de esta autora habrá un final feliz, puede que resulte predecible a ojos de mucho (como ya he dicho antes), pero tiene algo que engancha, que hace que sus historias sean más creíbles que otras muchas; en definitiva, sus historias hacen que te enamores de los personajes y que vuelvas a creer en el romanticismo, aunque tengas que esperar hasta el último momento a que un frío ingles deje de ser tan condenadamente honorable y decente.

Creo que se merecería un 8, pero no es el mejor libro de la colección (al menos a mis ojos), así que mi nota es de un bien merecido 7.

"Mascarada para un conde", de May Beneito


May Beneito
Editorial: La Máquina China, LMC Romántica / Septiembre 2009
ISBN: 978-84-936056-4-3
Género: Histórico


SINOPSIS:

Madrid, 1880. Mireya Guzmán de Veracruz tiene 20 años y pertenece a una familia de la más antigua aristocracia, pero completamente arruinada. Hasta el punto de que ella mantiene la casa con su trabajo de modista, de modo que las rentas de la familia paguen los estudios de su hermano.

Una de sus distracciones consiste en participar en la claque del Teatro Real por el precio de la entrada. Allí conoce casualmente a Irene de Lizana, una lejana parienta y amiga de su abuelo, quien le hace una proposición: dado que Mireya es extraordinariamente parecida a Martina, su nieta, que ha huido para evitar un matrimonio de compromiso, le ofrece pagar el montaje de una consulta a su hermano Alejandro a cambio de que Mireya se haga pasar por Martina durante dos semanas, de modo que el compromiso pueda romperse sin arruinar la reputación de Martina.

Mireya al principio no está muy convencida, pero en los días siguientes ella y todos sus vecinos reciben la visita del administrador del conde de Claradiel, el prometido de Martina. El administrador quiere comprar los pisos en que viven, y no duda en recurrir a las amenazas e incluso a la violencia. Cuando Alejandro recibe una paliza de los matones del administrador, Mireya acepta la propuesta de Irene, con el doble propósito de salvar su hogar y vengarse del conde.

Instaladas en la finca que Martina posee en Carabanchel, entre Mireya y Alonso (el conde), comienza un juego de malentendidos que se vuelve peligroso cuando un amigo de la auténtica Martina es asesinado y Alonso aparece como el principal sospechoso.

Mascarada para un conde es una entretenida historia de amor aderezada con luminosos toques de humor, al estilo de las antiguas comedias de enredo.


OPINIÓN:

No recuerdo haber leído muchas novelas románticas narradas completamente en primera persona y, la verdad, no estoy acostumbrada; pero en esta ocasión ha sido muy agradable ir descubriendo los entresijos de esta historia de la mano de la protagonista, Mireya Guzmán de Veracruz. Para mi gusto, la historia comienza un poco lenta y hasta llegar a cierto punto el ritmo se mantiene, al menos no decae nunca; pero cuando ese momento de tranquilidad pasa, comienzan a ocurrir un millón de cosas a un ritmo vertiginoso, lo cual no es malo siempre y cuando tengan orden y lógica, como es el caso. Entre conspiraciones, asesinatos, amoríos y amores, bailes y óperas, y espías y engaños no hay tiempo para aburrirse. Esta es una historia donde nada ni nadie es lo que parece, ni a primera ni a segunda vista.

Y en medio de tantos engaños, conspiraciones y peligros surge el amor; aunque sinceramente, no se porqué. La verdad es que cuando Mireya se da cuenta de que está enamorada de Alonso no le encontré mucha lógica, al menos no en ese momento. Hasta aquel instante, estos dos no se conocían a penas, y lo poco que creían conocerse era todo falso, fruto de múltiples confusiones y engaños. Así que no entiendo muy bien cómo llegó a enamorarse de él en ese momento de la historia, tal vez si hubiera esperado un poco más lo comprendería, pero ahí me pareció precipitado y extraño. El caso es que entre tanta conspiración, la historia de amor se pierde un poco de vista hasta el final de la historia, donde de verdad se ve que los dos personajes encajan perfectamente. Aunque claro, esa no es la única historia de amor que se menciona y se trata a lo largo del libro...

Los dos protagonistas, más Mireya ya que es a la que se conoce más profundamente porque nos cuenta toda la historia, tienen un carácter muy marcado. Mireya es una chica sencilla y honrada, a la que no le importa trabajar para ayudar a los suyos; no se cree superior a nadie por ser de la nobleza, pero tampoco deja que la pisen, sabe cual es su lugar en el mundo y está contenta de ocuparlo. Normalmente es una chica sencilla y agradable a la que no le gusta mentir, pero que por circunstancias de la vida se ve envuelta en embustes gigantescos que a veces le hacen perder la paciencia, estalla y deja salir su mal genio. Luego tenemos a Alonso, que no se deja conocer hasta la mitad de la novela, cuando sus muros comienzan a derrumbarse al comprobar que Mireya (para él Martina) se le va metiendo poco a poco bajo la piel. Para mí, es un personaje algo contradictorio al comienzo de la novela, pero que luego va asentándose. Orgulloso, pero sin ser arrogante; inteligente, pero sin presumir de ello; y confiado, muy confiado, porque muchos de sus problemas con la mujer a la que quiere y su familia vienen dados por fiarse del hombre equivocado para administrar sus negocios. Tanto uno como otro van evolucionando poco a poco hasta el final de la novela y aclarando con calma y lógica cada uno de los enredos y conspiraciones que hay en toda esta historia.

Por supuesto, todos los personajes secundarios son magníficos, muy humanos y creíbles. Mis preferidos son el abuelo de Mireya, Santiago, y su hermano, Alejandro. Ambos son hombre honorables en los que se puede confiar, con un gran sentido del humor y a los que no les apena la vida ser unos aristócratas sin fortuna. Y para aportar un poco de multiculturalismo español tenemos a Federico Lara, compañero de carrera de Alejandro, huésped de la familia Guzmán y uno de los personajes con más chispa humorística de la historia. Por supuesto tenemos a muchos más personajes como a Irene de Lizana, quien mete en todo este lío a Mireya y Eduardo, el tío de Martina (y tío postizo y temporal de Mireya).

En definitiva: con unos personajes que no tienen desperdicio, una documentación trabajada, un argumento poco utilizado (al menos poco en lo que se refiere a escritoras españolas) y continuos enredos y notas de humor, creo que esta novela merece la pena. Para ser la primer novela publicada por esta autora, le auguro un buen futuro en el mundo literario (siempre y cuando siga por este camino, y si mejora, mucho mejor). Cierto es que tiene fallos, como todo, nada es perfecto; o tal vez esos fallos sean imaginaciones mías. Eso tendrá cada uno que descubrirlo. Creo que esta historia se a ganado a pulso un bien merecido 7.
Aquí os dejo la entrevista que le han hecho a la autora, May Beneito, en el foro de Autoras en la Sombra.

agosto 28, 2009

John Dillinger, de ladrón a leyenda

Pocas veces voy al cine ya que hay pocas películas que me interesen, y en las raras ocasiones que consigo acompañante trato de disfrutar lo máximo posible de la película. Pues bien, en mi última incursión en las salas de cine pude disfrutar de la última interpretación del señor Johnny Depp en la película "Enemigos públicos", donde se narra la vida de John Dillinger, asaltante de bancos de los Estados Unidos durante los años 30. Yo, sinceramente, no conocía la historia de este caballero, pero tras ver la película me interesé por saber más de su vida, obra y milagro.

John Herbert Dillinger nació un 22 de junio de 1903 en Indianápolis, Indiana. Poco hay que contar en sus primeros 21 años de vida: Se alistó en la armada americana pero desertó al poco tiempo, volvió a su casa y se casó con su novia en 1924, matrimonio que no funcionaría y se rompería en 1929. Su carrera delictiva no comienza hasta 1924, cuando uno de sus amigos lo convence para atracar a un tendero local; pero el tiro les salió por la culata y la policía les atrapo, teniendo que pasar ocho años y medio de su vida entre rejas. En la cárcel conoció a muchos de los que luego serían sus cómplices en los robos a bancos, aprendió de ellos todo cuanto pudo y entre todos planearon varios atracos para cuando saliesen de la cárcel. En 1933 robaba un banco en Bluffton, Ohio; la policía lo atrapó unos meses más tarde y lo enviaron a la cárcel estatal; pero cuatro días después, varios amigos suyos (Harry Pierpont, Russell Clark, Charles Makley y Harry Copeland) que habían escapado de la Prisión de Indiana, fueron a sacarle de la cárcel vestidos con uniformes de gendarmes y con la excusa de que iban a trasladarlo. El sheriff no se creyó su historia, comenzó una pelea y uno de amigos de Dillinger sacó un arma y le disparó. Dillinger siempre se caracterizó por no herir jamás a los civiles que se encontrasen en sus atracos y siempre obtuvo mucha ayuda de los ciudadanos, que lo veían como a un héroe.



Durante 1933 hasta enero de 1934, los robos a bancos se sucedieron uno tras otro aumentando así la popularidad de Dillinger ante el pueblo. Pero en enero de 1934, se produjo un incendio en el hotel en el que se hospedaba la banda, los bomberos les reconocieron y les apresaron de nuevo. Dillinger fue conducido a la cárcel de Crown Point, en Indiana, a la espera de juicio. Las autoridades se jactaron de que esa cárcel era a prueba de fugas, pero el 3 de marzo de 1934 Dillinger consiguió huir de nuevo amedrentando a los guardias con un objeto en forma de pistola. Mientras tanto, dos de sus compañeros fueron condenados a pena de muerte, mientras que su otro cómplice fue condenado a cadena perpetua.

Tras esta fuga, Dillinger volvió a Chicago, fundó una nueva banda y se reencontró con su novia, Evelyn Frenchette; con su nueva banda también logró grandes robos, pero el FBI les seguía la pista muy de cerca lo que propicio que les encontrasen fácilmente. Tras el tiroteo con el FBI uno de sus compinches resulto muerto y él herido. Su novia volvió a Chicago con su familia, donde el FBI la apresó condenándola a dos años de cárcel.

En el verano de 1934, Dillinger volvió a Chicago haciéndose pasar por un tal Jimmy Lawrence, consiguió empleo y encontró una nueva novia, Polly Hamilton. Pero el 22 de julio de 1934, a la salida de un cine, acompañado por Polly y por Ana Cumpanas (que colaboraba con el FBI para atrapar a Dillinger a cambio de que no la deportasen a Rumanía) y tras ver la película "Manhattan Melodrama", encontró la muerte a causa de tres disparos efectuados por agentes del FBI.

Dillinger fue enterrado en el Cementerio de Crown Hill en Indianápolis, Indiana. Su tumba ha sido objeto de actos vandálicos, por personas que toman piezas para llevárselas como souvenires.



A todos los amantes del cine a los que les gusten las películas basadas en hechos reales, les recomiendo que vayan a verla; es una de las pocas películas en las que, como he podido comprobar, los guionistas han sido suficientemente fieles a la realidad como para que la película no se convierta en un bodrio.



agosto 27, 2009

"Tenías que ser tú", de Susan Elizabeth Phillips



Susan Elizabeth Phillips
Editorial: Ediciones B, Boulevard / Abril 2008
ISBN: 978-84-666-3296-6
Género: Contemporáneo
Serie: 1º- Chicago Stars - SEP

Título original: It Had to be you
Editorial original: Avon / Agosto 1994
ISBN original: 0-380-77683-9








SINOPSIS:
La ciudad del viento no está preparada para Phoebe Somerville, la moderna, estrafalaria, curvilínea y despampanante mujer que acaba de heredar el equipo de fútbol americano de los Chicago Stars. Y Phoebe no está en absoluto preparada para el entrenador jefe de los Stars, Dan Calebow, una ex estrella del fútbol oriundo de Alabama y un salvaje rubio.

Calebow es todo cuanto Phoebe aborrece, un deportista sexista y marimandón con una sola neurona en el cerebro. La hermosa nueva jefa es todo cuanto Dan desprecia, una entrometida muñequita que no sabe distinguir una escoba del montículo del pitcher. Así que, ¿por qué se siente tan irresistiblemente atraído por esta sensual gatita como si fuera un misil por infrarrojos? ¿Y por qué el encanto de niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, incapaz de hablar y asustada? De pronto hay mucho más que la liga en juego. Porque la pasión es el nombre del partido, y hay dos tercos jugadores dispuestos a ganar.


OPINIÓN:

Mi primer libro de esta autora; ultimamente me dejo llevar mucho por las recomendaciones de amigas, y la verdad están acertando de pleno. Para describir este libro creo que solo me harían falta dos palabras: Increíble e imprescindible. ¿Pero se trata de hacer una crítica, no? Pues allá vamos.

Esta novela está cargada de humor desde la primera página, incluso cuando comienza con una situación que debería ser triste como es un funeral; pero todo lo contrario gracias a una perrita inquieta y con pequeñas incontinencias en los momentos cruciales. A pesar de todas las carcajadas y sonrisas que me ha arrancado esta historia, no se puede decir que solo este compuesta por humor y alegría. Ninguno de los protagonistas ha tenido una vida fácil, lo que les ha llevado a construir una fachada exterior para todo el mundo, cuando en realidad en su interior son todo lo contrario.

Yo no entiendo absolutamente nada de fútbol (ni de fútbol americano ni del fútbol al que jugamos en Europa), pero tengo que reconocer que si me encontrase en su misma situación también habría aprendido fácilmente las reglas y estrategias del juego, y como no, me habría enamorado irremediablemente del entrenador de los Stars; porque aunque no lo parezca a primera vista, es un hombre cariñoso, tierno, que se equivoca como todos los demás, un hombre que desea más que nada en este mundo tener un hogar y una familia que lo llene. Y aunque en un principio pueda resultar un tanto irritante (a mí me lo pareció), al final no puedes evitar tomarle cariño; es el típico personaje que te va atrapando poco a poco sin que te des cuenta y que al final se convierte en uno de tus favoritos.

En cuanto a Phoebe, solo se puede decir que es un personaje complejo que, al igual que a Dan, vas comprendiendo a medida que avanza la historia. Tras la fachada de vampiresa devoradora de hombres que ella misma a creado y se ha encargado de fomentar, se esconde una mujer insegura de sí misma, miedosa de los hombres,vegetariana y amante del arte y de la vida familiar. Cuando todo el mundo cree que es una rubia tonta y sin cerebro, que solo sirve para contonear su trasero delante de los hombres, resulta que es todo lo contrario; una mujer con ideas propias, con suficiente materia gris para saber lo que quiere aunque en ocasiones tema cogerlo, es una persona humana (que de esas hay pocas, tanto en la vida real como en las novelas) que ha llegado a tocar fondo y aun así ha encontrado el valor necesario para resurgir de sus cenizas.

Hay un gran secundario en esta novela, aunque no sea una persona en concreto. El equipo entero de los Stars es un pilar fundamental en esta novela. Poco a poco vas descubriendo que todos esos gigantes que en principio pueden parecer intimidatorios son en realidad hombres maravillosos con historias propias; ninguno es lo que parece, ni en el equipo ni en toda esta historia. Molly, la hermana de Phoebe, es otro claro ejemplo de como las personas nos escondemos tras una falsa personalidad a causa de nuestros temores e inseguridades. Todos son fundamentales en esta historia para que los engranajes encajen entre sí formando una historia fácil de leer, divertida y con más profundidad de la que pueda parecer en un principio.

Los dos malos malísimos de esta historia son sin duda el padre de Phoebe, que la considera su mayor fracaso y a la cual nunca a respetado ni considerado tan siquiera como a una persona, y su primo Reed; dos seres de los cuales no tengo palabras suficientes para insultarles y definirles, aunque creo que "despreciables" e "inhumanos" serían dos calificativos que se adaptarían muy bien.

Como ya he manifestado en otras ocasiones, este subgénero de la romántica no es uno de mis preferidos, pero supongo que eso se debe a que no he profundizado demasiado en él; y he de admitir que con esta novela he tenido un gran comienzo. Se ha convertido en uno de mis libros preferidos y en uno de los que suelo recomendar a mis amistades.

Mi nota es de 9,50 (no existe la perfección salvo en nuestra mente).

agosto 24, 2009

"Quédate conmigo", de Ebony Clark




Ebony Clark
Editorial: La Máquina China, LMC Romántica / Junio 2009
ISBN: 978-84-936056-3-6
Género: Contemporáneo
Serie: 1º- Los McKenzie - Clark






SINOPSIS:

Para Amanda Abbot la vida no había sido un camino de rosas. Se había convertido en la actriz principal de un famoso culebrón de la BBC, su carrera pasaba por su mejor momento, los hombres la deseaban y las mujeres envidiaban la vida de glamour y fantasía que ella vivía. Desconocían que cuando las luces del plató de grabación se apagaban, la risa era fingida, las lágrimas no sabían a sal y en los besos no había amor. Todo aquello que otras mujeres anhelaban, formaba parte de un producto televisivo llamado Lori Chase que era ella misma.

Pero Amanda odiaba todo cuanto ese estilo de vida representaba. Deseaba pasar una noche en el sofá con sus pantuflas preferidas, comiendo palomitas y disfrutando de una buena película, abrazada a alguien que quisiera estar con Amanda, la mujer de carne y hueso.

Echaba de menos una Navidad junto al árbol, el que ella y su hermana decoraban entre gritos cuando eran pequeñas. Echaba de menos todas las pequeñas cosas que no tenía desde que se había convertido en Lori Chase, la superestrella de la serie de mayor audiencia de la BBC. Cuando su amiga Kitty le hizo aquel extraño regalo, no lo dudó un segundo y se subió a un avión, dejando atrás un Londres lluvioso, un apartamento frío y un compañero de reparto que, lejos de ser su príncipe azul, había demostrado ser un sapo repugnante y mentiroso.

Al pisar por primera vez Harmony Rock, Amanda tuvo dos revelaciones. La primera fue que en aquel lugar Lori Chase no podría atraparla nuevamente. La segunda, que existía una especie de sapo diferente a los que había conocido. Uno peligrosamente atractivo, inmune a sus encantos y que contra todo pronóstico, en lugar de intentar meterla en su cama, pretendía mantenerla alejado de ella y de todo el estado de Texas.


OPINIÓN:

Bueno, sin ánimo de ofender a la propia autora y a sus seguidores, he de confesar que con esta autora estoy completamente perdida. Me explico; Por lo que se, solo tiene dos novelas publicadas, aunque lleva algún tiempo escribiendo y se que en algún foro ha dejado pequeños relatos sullos. Habiendo leido tan poco de ella no hay mucho donde comparar con más trabajos, pero es lo que hay (por el momento). Asi que me siento confusa; después de leer su primera novela y quedar encantada de la vida (y siempre recordando que no soy muy aficionada a este subgénero concreto de la romántica y mucho menos si incluyen vaqueros), mi decepción ha sido inesperada. Desde el momento mismo en el que empecé a leer las primeras páginas, vi que algo era distinto a su anterior novela; comprendo que no en todas las novelas se escriba del mismo modo o sean todas igual de buenas, pero aun así, no consiguió engancharme hasta los últimos capítulos. He de reconocer que, en medio de páginas que para mí eran poco trascendentales, se encontraban escenas de humor, drama o pasión en las que pude encontrar la chispa que faltaba en el resto de la novela. No se...en mi opinión esta novela es más floja que la anterior; el argumento era realmente interesante y los personajes como a mí me gustan, con caráteres bien definidos y con las ideas claras. Pero falló algo en todo eso... todavía no se el que.

Sobre Tyler he de decir que en algunos momentos me resultó irritante y maleducado, pero se supone que debía ser así para cuadrar con la imagen que la autora nos quería dar de él: un hombre superado por sus múltiples problemas pero que debido a su orgullo se niega a reconocerlo en voz alta y rechaza toda la ayuda que se le ofrece. Es terco y mandón, pero no se le pueden negar sus virtudes, que no son pocas; es un hombre honorable, amante de su familia, trabajador incansable, inteligente (aunque en ocasiones el orgullo le nuble la razón), todas estas virtudes hacen de él el vaquero irresistible que tienta constantemente a Amanda tanto con su cuerpo como con su inteligencia. Cuando conoce a Amanda trata de ser lo más desagradable posible con la esperanza de que ella regrese a Londres y salga de sus vidas; y lo cierto es que tiene muchos motivos para mostrarse así de hostil, ya que se encuentra asediado por problemas: el rencor hacia uno de sus hermanas tras una traición, el miedo antes no saber maneja a una hermana que ya no es una niña, la impotencia de ver como día tras día sus deudas crecen… Todo eso y mucho más hacen que nuestro protagonista se encierre en sí mismo y no deje que nadie se acerque lo suficiente como para descubrir de que está hecho su corazón.

Todos tenemos una vida difícil, y comparando la de Tyler y Amanda, la de ella no se queda atrás. Huérfana de madre a una temprana edad y más tarde también de padre, tuvo que hacerse cargo de su descarriada e inmadura hermana menor. Se mantuvieron a flote a duras penas, hasta que un día, y por pura casualidad, Amanda consiguió trabajo en la televisión convirtiéndose rápidamente en una aclamada celebridad. Ahora Amanda está cansada de la vida frívola que lleva en Londres y de mantener a una hermana que apenas ve. No es feliz con esa vida y decide no resignarse. Así que cuando llega al rancho de los McKenzie decide plantarle cara al rudo vaquero al que tan poco le agrada su presencia; aquel lugar le gusta y está dispuesta a comenzar de cero y olvidar todo el lujo y la frivolidad de su vida londinense. Amable y cariñosa por naturaleza, se encariña rápidamente de todos los McKenzie (en especial de uno) y de todo el pueblo, que la acoge con los brazos abiertos. Amanda es una luchadora, y siendo tan cabezota como es no puede evitar ayudar a Tyler y a su familia incluso cuando él la ha echado de su rancho.

Ambos protagonistas son realmente tercos y con un fuerte carácter, lo que provoca que choquen constantemente y los que les rodean tengan que poner paz entre ellos. A mi entender el personaje secundario con más fuerza (tal vez porque es la que más participa en toda esta historia) es Brooke, la hermana menor de Tyler. Tanto ella como los otros dos hermanos McKenzie tienen el potencial suficiente (y me consta que así será en un futuro) como para tener sus propias historias, y en las que espero de todo corazón que esta autora vuelva a sorprenderme gratamente como hizo con su anterior novela.

A pesar de todos estos personajes maravillosos y con gran potencial y un argumento que, a mi parecer, podría haber dado más de sí, esta novela no consiguió engancharme hasta sus últimas páginas. Por eso, y siendo generosa debido a sus otras muchas cosas buenas, mi nota es de un 6.

agosto 18, 2009

"Enmendar a un granuja", de Suzanne Enoch



Suzanne Enoch
Editorial: Roca Editorial, Terciopelo / Junio 2006
ISBN: 84-96575-13-6
Género: Histórico
Serie: 1º- With This Ring - Enoch

Título original: Reforming a Rake
Editorial original: Avon / Marzo 2000
ISBN original: 0-380-80916-8





SINOPSIS:
Lucien Balfour, el sexto conde de Kilcarin Abbey, se ve obligado a encargarse de la presentación en sociedad de su prima. Soltero y de un cinismo refinado, Lucien, que apenas soporta a su prima ni a su odiosa madre, se ha propuesto casarla cuanto antes para liberarse de ella, y para ello contrata los servicios de una institutriz.

Alexandra Gallant es una mujer de alta alcurnia que se ha visto forzada a ganarse su sustento como institutriz. Sin embargo, cuando descubre que el apuesto hombre que la ha entrevistado es un conde libertino, duda de aceptar el trabajo para evitar nuevos escándalos. Poco a poco se da cuenta de que el conde no sólo espera que ella instruya a su prima en el arte de la conducta social, sino que además está interesado en instruirla a ella en el arte de la seducción.

Aun así, Alexandra es una mujer de fuerte personalidad que no sucumbirá tan fácilmente a los ardides del conde y pondrá a prueba sus propios límites.

--------------------------------------------------------------------------------

Una institutriz jamás debe estar a solas con un hombre. Su reputación no debe tener ni la más mínima tacha. Nunca debe revelar sus sentimientos. No importa lo intensa que sea la provocación de su jefe. Una institutriz jamás cuestiona las órdenes de su jefe. ¿Ni siquiera cuando la está tentando para que se olvide de la decencia y se abandone al deseo? Y nunca jamás debe enamorarse de alguien que esté por encima de su estatus social. Sobre todo si se trata de un libertino... sin importar lo devastadores que puedan ser sus besos...

Alexandra Gallant es una institutriz extraordinaria... y si no fuera por aquel desafortunado incidente en su antiguo trabajo, ahora no se vería obligada a ser la empleada de Lucien Balfour, el más famoso libertino de todo Londres. Y aunque el conde, atractivo como el pecado, la ha contratado para que enseñe a su joven prima, sus seductores susurros y sus devastadores besos sugieren que él tiene algo mucho menos respetable en mente... Cosa que Alexandra nunca permitirá que suceda. A pesar de todo, Lucien está más que dispuesto a mostrarle lo que es el placer... y ella, a su vez, tiene unas cuantas lecciones que enseñarle sobre lo que es el amor.


OPINIÓN:
Es mi primer libro con esta autora. Lo cojí con algo de miedo a pesar de que todas las críticas que le hacían eran excepcionales, pero ya se sabe que uno no se puede fiar siempre de eso porque para gustos hay colores...y también autores. Temía que terminase siendo otro de esos interminables libros históricos en los que se centran más en los problemas que rodean a los protagonistas y muy poco en su historia de amor, uno de esos libros en los que parece que los protagonistas se enamoran a la fuerza. Pero me equivoqué de principio a fin. No solo me encantó y atrapó desde la primera página, si no que cuando terminé de leerlo me entraron ganas de volver a empezar para releerlo con más calma y saborearlo de nuevo.

Los protagonistas son inmejorables y de lo mejor que tengo conocido, con unos diálogos rápidos, llenos de humor y plagados de segundas intenciones que te hacen reir a cada instante. Es el primer libro en mucho (¡muchisimo!) tiempo al que no le encuentro ninguna pega. Me encantó de principio a fin enganchándome desde la primera frase, haciéndome reir y consiguiendo que no pudiera dejar de leer para saber cual sería el próximo comentario de cuarquiera de los protagonistas. Hace tiempo que me había comenzado a aburrir del género romántico-histórico, pero con este libro he recobrado el interés y la ilusión de encontrar más joyas como esta.

Lucien es un libertino escandaloso del que te enamoras desde la primera línea de la novela. Un hombre que nunca se queda callado, que siempre tiene una réplica para cualquir comentario, cínico hasta la médula, no le importa lo que diga la gente de lo que haga o diga y siempre hace lo que le viene en gana cuando él quiere y de la manera que quiere. Algo agradable y diferente de este personaje con respecto a los demas, es que es de los pocos que cuando se enamora no lo niega, lo acepta y trata de conquistar a "su" institutriz por todos los medios; se desvive por hacerla feliz, por solucionar todos los obstáculos que los separan, por convencerla en que es lo mejor para todos y que la necesita...pero eso si, no cambia su forma de ser, no se vuelve un calzonazos que baila al son de su mujer; él se mantiene firme, simplemente saca a la superficie su lado tierno cuando está con Alexandra.

En cuanto a Alexandra, solo se puede decir que es una mujer valiente y con los pies en la tierra, que no se deja impresionar ni amilanar por nadie y que sabe cuidar de sí misma. Es independiente y se cuida mucho de los hombres; las malas experiencias hacen que desconfíe de todos ellos. A causa de los hombres a visto como su vida se convertía en un infierno, como tenía que contar cada moneda para no arruinarse y como todas las puertas de las casas respetables de Londres se cerraban en cuando pronunciaba su nombre. Cuando Lucien le pide que se case con él y ella no acepta, Lucien comienza toda una carrera para convencerla de que cambie de opinión... y claro está, la pobre Alexandra no puede resistirse a un hombre que haría cualquier cosa por ella.

Los personajes secundarios, en mi opinión y descontanto a la prima Rose y a su madre, brillan por su ausencia, lo cual no es necesariamente malo. Respecto a la prima Rose he de decir que al principio me daban ganas de estrangularla, solo hacía que poner pucheros por todo; gracias a Dios, Alexandra consiguió mejorar lo suficiente su comportamiento y darle seguridad en sí misma, al menos la suficiente para conseguir que la chica se despegara del ala y las malas influencias de su envidiosa y odiosa madre.

No se como seran el resto de los libros de esta trilgía, pero con que sean la mitad de buenos que este me doy por satisfecha. Mi nota es de un 9,50 (no existe la perfección, aunque se llegue a rozar con la punta de los dedos).

agosto 12, 2009

"La cara oscura de la luna", de Sherrilyn Kenyon

Editorial: Plaza&Janés, Narrativa Femenina / Julio 2009
ISBN: 9788401382857
Género: Paranormal / Fantástico
Serie: 14º- Cazadores Oscuros

Título original: Dark side of the moon
Editorial original: St. Martin's Paperbacks / Mayo 2006
ISBN original: 0-312-35743-5

Ganadora 2006 a los premios PEARL por Mejor Paranormal Shapeshifter


PERFIL DE RAVYN
Año de nacimiento: 304 A.C.
Lugar de nacimiento: Atenas, Grecia
Patria: Pardalia
Época preferida: La actual
Canción favorita a la hora de cazar: Bad Magick de Godsmack
Lema: La venganza es un plato que se sirve frío.



SINOPSIS:

Los Cazadores Oscuros son leales a Artemisa. Los Were Hunters sólo son leales a su patria. ¿Se puede ser ambas cosas a la vez? ¿Qué sucede cuando dos mundos tan distintos se funden en un solo ser? Y, lo mejor de todo, ¿qué sucede cuando la mujer a la que has salvado y de la que muy posiblemente estés enamorado, te tiene alergia?

Ravyn Kontis nació en un mundo de predadores. Hace 300 años fue traicionado por quienes más amaba; perdió su familia, el honor y la vida, y se convirtió en un Cazador Oscuro. Desde entonces ha luchado para evitar que el mal subyugue a la humanidad. Ahora, para salvar la ciudad de Seattle, tiene que volver a confiar, esta vez a una mujer, el secreto que podría destruirle.

OPINIÓN:
En mi opinión, desde hace algún tiempo, esta autora se ha ido repitiendo un poco en lo que es el esquema general de las historias, los personajes empiezan a parecerse demasiado entre sí y digamos que los malos empiezan a ser siempre los mismos. Sus novelas son, cada vez más, de un nivel mucho más bajo que las primeras; estas últimas han perdido el encanto y la magia de las primeras historias. Incluso los protagonistas han perdido fuelle. También hay que decir que, en sus dos últimas entregas, la cosa ha mejorado un poco, ha vuelto a recobrar parte de la magia que hizo que millones de lectores se engancharan a los Cazadores Oscuros en sus inicios.

En este libro, el de Ravyn, se puede decir que ha recuperado cierto encanto de los primeros cazadores y la historia se ha salido un poco de lo que nos tiene acostumbrados. El personaje de Ravyn es diferente a todos los demás, ya que a parte de ser un Cazador es también Arcadio, cosa que influye mucho en su naturaleza y en su forma de ver la vida. La desventaja: cuando se hizo Cazador Oscuro perdió sus poderes de Arcadio y se vio repudiado por su propia familia y por todos los de su especie. Aun siendo rechazado por los suyos, él nunca ha dejado de quererles muy en el fondo de su olvidado corazón. Este Cazador, al menos a mi entender, no va tan de "duro" por la vida como lo hacían otros muchos, se le ve más humano (por decirlo de alguna manera). Traicionado por la mujer a la que amaba y con la que las Moiras lo emparejaron, tuvo que soportar el desprecio de su familia y que su propia gente le matase por venganza. Algunos han dicho que este libro es un "bodrio" porque es un cazador con escasos poderes, cuando en realidad algunos de los otros cazadores han demostrado tener menos poderes que él y muchísima menos inteligencia; solo porque en vez de transformarse en un animal grande y poderoso, como el resto (o la mayoría) de sus congéneres, se transforme en un gatito (que en ciertas ocasiones crece hasta ser un leopardo), no quiere decir que sea más o menos fuerte que otros cazadores. Es más por lo de pronto, y exceptuando a Zarek, es el único cazador que puede salir a la luz del sol; eso sí, transformado en animal.

Respecto a Susan, creo que es una de las protagonistas femeninas de esta colección que más me gusta; junto con Tabitha, por supuesto. Es directa, sincera y tiene un sentido del humor negro pero inteligente y chispeante, muy parecido al de Ravyn. Susan también fue traicionada cuando trabajaba como periodista en un gran periódico de Seattle; sus fuentes la traicionaron, dejándola como mentirosa ante todo el mundo y desacreditándola como periodista. Su vida se hundió por completo, perdió su trabajo, la credibilidad, todas las demandas que le cayeron encima y las ganas de vivir, llegando incluso a un intento de suicidio. Pero después de todo eso consiguió sacar fuerzas y continuar su vida. Me recuerda un poquito a la esposa de Kiryan, Amanda; trata de verle a todo el lado lógico, aunque, evidentemente, en el mundo de los cazadores no hay nada lógico.

Leí en alguna parte que esta pareja no tenía química y que no hacían más que discutir; eso es falso. Vale que cualquiera de los dos son bastante reacios a mantener una relación (al principio), pero yo, sinceramente, encontré algo especial entre ellos dos desde el principio, una relación a otro nivel no solo basado en lo físico, como se da en alguna que otra novela de esta colección. Y no, no discuten todo el tiempo; aunque pueda dar la sensación de que si lo hacen en realidad no es así, simplemente es que tanto uno como otro tienen un sentido del humor muy especial, negro diría yo.

En cuanto a los personajes secundarios he de decir que se han introducido pocos, ¡Gracias a Dios! porque cada vez es más complicado recordar todos los nombres y la relación que hay entre ellos. Solo voy a mencionar a dos personajes secundarios que me parecieron interesantes. En primer lugar tenemos a Erika, la "escudera suplente" de Ravyn; es una chica fascinante e inquieta que podría dar mucho juego en próximas novelas y que me recuerda a Nick Gautier en sus buenos tiempos. En segundo lugar, como no, hay que mencionar lo amargado, dolido y odioso que se ha vuelto Nick; para mi gusto, llega a ser insoportable en algunos momentos, y en fin...lo que hace al final de la novela no le hace ganar muchos puntos con una servidora. Espero que la cosa cambie notablemente, porque creo que es uno de los personajes favoritos de los lectores.

Y por último, solo me queda cruzar los dedos para que la próxima novela de la señora Kenyon (que saldrá en España en noviembre) sea incluso mejor que esta, que los Cazadores Oscuros vuelvan a ser lo que eran y que los meses pasen rápido para tener su próximo libro en mis manitas.

Mi nota para esta novela es de un bien merecido 7.

julio 31, 2009

"Tiempo de hechizos", de Pilar Cabero






Pilar Cabero
Editorial: The Heartmaker / Junio 2009
Género: Viajes en el tiempo










SINOPSIS:
Yago ha recorrido un largo camino: desde el San Sebastián del siglo XXI en el que nació hasta su hogar en el siglo XVIII. Aunque jamás abandonó su sueño de practicar la Medicina, una tragedia lo ha sumido en los efluvios del alcohol.

Sus padres, Diego y Marina, sufren al ver en qué se ha convertido su hijo mayor y se apoyan en Micaela, una buena muchacha que les brinda su cariño más sincero. Pero Yago tan sólo ve en esta mujer una amenaza para el matrimonio de sus padres y, por ende, contra la paz de su hogar. Decidido a luchar contra ella, intentará vencer el vicio.

En verdad parece haber hechizos en el aire, pues a pesar de esa animadversión, Micaela no puede evitar el sentirse atraída por él. Y Yago, a su vez, va cayendo en una adicción aun más fuerte: el perfume, la piel de esa mujer.

La llegada de un antiguo pretendiente, decidido a casarse con ella, acabará de ponerlo todo patas arriba. Ahora pende sobre Micaela una acusación de brujería que puede llevarla a la hoguera...

¿Podrá deshacerse de su alcoholismo sin caer en otra adicción aun peor? Porque a cada momento que pasa le atrae más Micaela, su rostro, su cabello, su perfume... ¿Con que pócima le habrá hechizado?
OPINIÓN:
Antes de nada, quiero darle mi enhorabuena a Pilar, porque ha "parido" otra señora novela; ¡De primera calidad, pitiña!

Bien, he de decir que, desde mi punto de vista, era difícil que esta novela superara a la primera, pero me equivoqué; creo que en ciertos aspectos es mejor que "A través del tiempo", aunque, sinceramente, a mi me sigue gustando más la primera. Es una novela fácil de leer, que no se hace pesada en ningún momento y llena de detalles y de humor. Se nota que el trabajo de documentación ha sido largo, concienzudo y meticuloso; no hay flecos sueltos en ninguna parte.

Me ha enganchado desde la primera frase, me faltaba tiempo para devorar la siguiente página. Y es que la emoción no decae en ningún momento, ni en la historia principal entre Yago y Micaela, ni en las historias que corren paralelas a ella. Introduce nuevos personajes, como Clara, la hermana de Diego, o Marcos, su cuñado; espero de todo corazón, que algún día tengan su propia historia. Pero también podemos leer de viejos conocidos como el capital Izaguirre y su esposa Marina.

Tanto el personaje de Yago como el de Micaela me han gustado mucho, ya que a mi entender se salen un poco de lo acostumbrado en romántica-histórica. Micaela no es la típica jovencita de la alta sociedad que sueña con su príncipe azul y que no tiene ni oficio ni beneficio; es una mujer inteligente y que no desaprovecha en absoluto su materia gris. Humilde y trabajadora, es capaz de llevar completamente sola un negocio y de ejercer como curandera por las cercanías de su hogar. Con un gran sentido del humor solo superado por su tierno y gran corazón. Era una mujer "libre" en su época y decidida en la vida.
En cuanto a Yago, es un hombre con el corazón destrozado debido a la pérdida de su esposa y su hija. Tratando de ahogar sus penas en alcohol, pierde el rumbo en su vida abandonando por completo la medicina, a su familia y, en parte y temporalmente, la cordura. Como es lógico, se promete a sí mismo que jamás volverá a enamorarse, pero eso fue antes de conocer a Micaela...

Los personajes secundarios son muy importantes en esta historia. Son personajes que se van perfilando, espero, para próximas novelas; porque, realmente, Clara, la hermana menor de Yago, se merece una historia para ella solita. Inteligente, rápida con la mente, directa, sincera y dicharachera es la protagonista perfecta para volver loco a cualquier pretendiente.
Otro que también merece historia propia y final feliz es Marcos, cuñado de Yago y su mejor amigo; aunque con este hombre tendremos que esperar a que sobreviva a su enfermedad para poder llegar a contar algo más de él...

En resumen, otro éxito para esta autora; pero estas grandes novelas no caen del cielo, hay que trabajárselas mucho y tener talento, cosa que últimamente escasea en este género. Las novelas se vuelven repetitivas y aburridas, algo que no pasa con las historias de Pilar.

Por todo esto y por el buenísimo rato que he pasado leyendo esta interesante y hermosa historia, creo que se merece un 9.


Si queréis ver el vídeo promocional de "Tiempo de hechizos" aquí os dejo el enlace

julio 28, 2009

Premio "Este blog es una joya"



Este premio me ha sido otorgado por Flor de Cereza y Noelia, de Noelia pensando, a las cuales quiero agradecerserlo con un millón de besos y darles mi enhorabuena por sus maravillosos blogs. Este premio conlleva una serie de reglas que son las siguientes:

1- Exhibir la imagen del sello.
¡Hecho!
2- Poner el enlace de la persona que te lo ha regalado.
¡Puestecito que está ya!
3- Elegir 10 personas para pasárselo.
Esto me es muy dificil, ya que todos los blogs que sigo son muy buenos y tienen su encanto y su interés; pero allá voy:


Blog de LadyMarian

Dácil

Mi vicio romántico

Un blog de Lujo

Desvarios Románticos

Historias de ensueño

Astral Romance

Ausencia de mujer

Lady Sandal

Novelera

julio 18, 2009

Memorias de Túnez: II






En uno de nuestros múltiples traslados a lo largo y ancho de todo Túnez, una de las ciudades que visitamos y que más me gustó fue la ciudad de Kairouan, declarada patrimonio de la humanidad en 1988. En esta ciudad hay muchas mezquitas, ya que es considerada la cuarta ciudad santa del Islam después de La Meca, Medina y Jerusalén; pero la más importante de todas es la gran mezquita. Por supuesto, el acceso al interior de la gran mezquita,está vedado a los no musulmanes; pero nadie te impide sacar unas fotillos al interior



La mezquita fue reconstruída en numerosas ocasiones, la primera reconstrucción fue en el año 862, devido a que su estructura fue dañada durante todas las guerras que se fueron sucediendo desde su construcción, en el año 670. Las reconstrucciones se ven claramente en las alturas que se fueron añadiendo con los años al alminar.












Lo que mas me impresiono de este lugar eran los detalles que podías encontrar gravados en las puertas y en las columnas, y sobre todo, lo hermoso que era ponerse en medio de tanta columna y ver como el sol las volvia completamente doradas.


















Aquí me fastidiaron la foto un poco mis compis pero aún así no quedo tan mal, no?

julio 16, 2009

Premio al Blog de Oro





Reglas del premio Blog de Oro:

1-Exhibir el premio.

Listo!

2-Enlazar el Blogger que lo entregara

Muchas gracias Flor de Cereza por este premio

3-Elegir otros 10 blogs para premiar

Como lo paso muy mal dándole a la cabecita cada vez que tengo que otorgar un premio, he decidido concederselo a todos los que visitan y participan en este blog. Felicidades a todos! ^_^

julio 10, 2009

Memorias de Túnez: I

Después de ocho días en Túnez, que se han quedado en unos escasos siete entre avión y traslados, he podido apreciar las grandes diferencias que hay entre nuestro país y el suyo; no me refiero solo a su cultura, que es totalmente diferente a la nuestra, si no también a la forma de pensar, de ver la vida y de afrontar los problemas, la manera que tienen de sobrevivir esa gente con lo poco que tienen... ¡Ojo! Estoy hablando de las zonas más pobres del país porque yo no he estado en la capital y no se si allí se vive mejor.

Es un país hermoso y diferente a todo lo que conocía, allí la vida se la toman a otro ritmo. Puedes encontrarte cualquier cosa por la calle, excepto perros, porque al parecer no suelen tenerlos como mascotas si no como perros pastores o guardianes de las casas o fincas; pero si encontraréis muchos gatos casi del tamaño de la palma de tu mano.









En Túnez, por lo que pudimos comprobar día tras día, la gente madruga mucho, a las 4:30 de la mañana comienza la actividad en las calles, y mucho más si estáis en una zona de playa. Si madrugáis lo suficiente podréis escuchar la primera llamada a la oración que se difunde desde los distintos minaretes de las mezquitas; algo interesante de escuchar pero que te fastidia el sueño a tempranas horas...





Allí la gente es muy amable y se desvive por complacer a los turistas, ya que Túnez es un país que en su gran mayoría vive del turismo. Es fácil perderse por sus calles porque todas al principio parecen iguales: Estrechas, atestadas de gente y llenas de puestos y comercios en los que sus vendedores pregonan sus productos a todo aquel que pase. Hay infinidad de comercios pequeños en los que puedes encontrar casi de todo, y a un precio que, al cambio para nosotros, es casi irrisorio.











Aquí, una servidora, comprándose unas sandalias de cuero, que por cierto eran monísimas ^_^









Este es uno de los puestecillos que vimos en el último mercadillo que visitamos; estaba completamente lleno de especias que inundaban la nariz con infinidad de aromas.

julio 06, 2009

Premio Princess


Bases para este premio:

1. Agradecer al blog que te lo otorgó.
Muchisimas gracias Novelera

2. Decir un autor que te encante.
Julia Quinn

3. Nombrar a un autor que nunca leerías.
Creo que todos los autores se merecen una oportunidad; luego, si no te gusta su trabajo, no hay que seguir leyéndolo.

4. Tu libro favorito.
Creo que no puedo decidirme entre uno solo, asi que pondré los dos que más me han gustado. Disfruta de la noche, de Sherrilyn Kenyon, y Sueño contigo, de Lisa Kleypas.

5. Algo que te entusiasme.
Leer (eso estaba claro) y escribir, que es mi otra gran pasión.

6. Algo que odies.
Ver como alguién maltrata y desprecia un libro.

7. Otorgar el premio a seis blog, pero diciendo el porqué (se puede repetir y también vale entregarselo a quien lo otorgó).
A Lady Marian, Dácil, Flor de Cereza, a Noe de Mi vicio romántico, a Lujo y a Fani de Astral Romance. Se lo otorgo a todas ellas por su magnífico trabajo en sus respectivos blogs y por todos los buenos momentos que me han echo pasar leyendo sus comentarios y críticas.

8. Informar a quien le otorgaste el premio para que lo reciba.
Vooooooy ^_^

junio 26, 2009

"Te lo dije", de Megan Maxwell





SINOPSIS:
Megan Maxwell
Editorial: La Máquina China, LMC Romántica / Abril 2009
ISBN: 978-84-936056-2-9
Género: Chick-lit

“Si regalaran un diamante por cada disgusto que da la vida, sería multimillonaria”, pensó Victoria cuando encontró a su novio liado con su mejor amiga el día antes de su boda. Y tenía razón, porque a pesar de sus gafas de Prada, de sus bolsos de Chanel, de sus zapatos de Gucci y de todos los Carolina Herrera del mundo colgados en su armario, Victoria solo era una mujer amargada que vive en la mejor zona de Madrid.

En medio de este caos emocional, su empresa le ha dado dos meses para ir a Escocia, localizar a un conde de nombre impronunciable y convencerle de que debe firmar un contrato de cesión del castillo de Eilean Donan para rodar un spot publicitario de una marca de relojes. Dos meses o estará de patitas en la calle y perderá su flamante estilo de vida.

Con un fracaso amoroso a cuestas, una maleta llena de ropa de marca, y una misión empresarial, Victoria, acompañada por su hermana Bárbara la alternativa, se encamina a las Highland en busca del conde McKenna. Allí solo ve un lugar lleno de lluvia, de paletos y de vacas. Ni rastro del conde.

Y lo peor de todo; Niall, el que se considera la mano derecha del invisible aristócrata y al que Victoria se refiere con los apelativos de cromañón, paleto y bestia, tiene un plan muy bien trazado sobre cómo tratar a una española gruñona.



OPINIÓN:

Lo primero que he de decir es que, personalmente, no soy muy aficionada dentro de la novela romántica al chick-lit. Debo de haber leído, incluyendo esta novela, 4 libros de este tipo. Nunca me ha atraído demasiado, y lo cierto es que, cuando encargue este libro me lo pensé muy mucho, es más, pasaron varios días que estuvo en mi mesilla de noche sin que le prestara atención. Craso error.

Un vez que comencé con la lectura, fui incapaz de parar, me sentí transportada al meollo justo de la historia desde la primera página. Los diálogos chispeantes y rebosantes de humor me arrancaron sonrisas y más de una carcajada y esos personajes tan humanos y parecidos a cualquiera de las personas que puedas conocer en la vida real son algo refrescante, algo que no se encuentra en casi ninguna novela actualmente; o al menos yo no lo encuentro.

En mi caso, el personaje de Victoria me encantó desde el primer momento; en cierto modo me sentí identificada con ella: Una mujer a la que le gusta su trabajo y pone empeño en que el resultado del mismo sea perfecto, le gusta el lujo y la ropa cara y de marca, solo quiere lo mejor, tiene una mala leche impresionante y le tiene pánico a todo el reino animal. Eso si, yo no soy tan borde como ella! A lo largo de la novela se ve como va recapacitando sobre muchas cosas: El modo en que trata a la gente, pero en especial a su familia, piensa en como la gente la ve realmente, en si la clase de vida que lleva merece la pena... Y todo esto no solo porque conoce al hombre de su vida, Niall, si no también porque, en su viaje a Escocia entran en su vida gentes amables y de buen corazón que miran más allá de esa fachada de mujer moderna y con gustos exquisitos y exclusivos.

Niall, el highlander que le roba el corazón aún poniendo todo su empeño en que eso no suceda, es un hombre atractivo pero que no presume de ello, al menos no cuando no desea sacar de quicio a Victoria. Tiene un gran corazón, que pertenece por completo a su adorada familia, por la cual se desvive; es un hombre trabajador que no le da más importancia al dinero de la que realmente tiene. Tiene un sentido del humor un tanto peculiar, como se descubre a lo largo de la novela, el cual puede llegar a costarle caro al llevar sus bromas y engaños, en principio inocentes, demasiado lejos. Tanto Victoria como Niall son personajes de marcados y fuertes carácteres, lo que provocará que choquen constantemente; tan pronto se están besando apasionadamente como al instante siguiente están a punto de arrancarse la cabeza mutuamente. Cosas del amor...

En cuanto a los personajes secundarios, no se puede decir nada, a parte de que son brillantes y que sin ellos la historia no sería la misma. Por un lado, tenemos a Bárbara, la hermana de Victoria; es todo lo contrario de su hermana, soñadora, familiar, amante de los animales, apasionada en todo cuanto hace... Su propósito al acompañar a Victoria era recabar información sobre Escocia para su novela, lo que no esperaba era encontrar el amor en un atractivo "zanahorio" escocés. Además de Bárbara, en la familia de Victoria podemos encontrar a una madre cariñosa y abierta como es Margarita, y aun amigo de las hermanas, Victor, que es parte fundamental de la familia. Por parte de la familia de Niall, podemos encontrar a personajes tan variopintos como siempre risueño y amable Tom (abuelo de Niall), a Ona con su buena voluntad y esa mirada que siempre ve lo bueno de la gente (abuela de Niall), a Rous, una prima de Niall retraída y tímida hasta el punto de casi pasar desapercibida en la vida de todos (hasta cierto punto de la novela), y a Robert, primo de Niall y su mejor amigo, el cual, para mi gusto, tiene unos cambios de humor un tanto extraños.

Todos estos personajes, con una tonelada de humor, diálogos ágiles y en ocasiones ácidos, localizaciones y descripciones precisas y cargadas de detalles, y sobre todo y más importante, el esfuerzo y empeño y el corazón y cariño que se ve que su autora ha puesto en esta novela, hacen de Te lo dije una historia fascinante y digna de estar en los mejores lugares de nuestras estanterías. Yo, personalmente, la situaré en un lugar preferente, a la espera de poder colocarla junto más novelas de esta increíble y talentosa escritora.

Por esto, y por cosas que seguramente me dejaré en el tintero, se merece un 9.

Los que más cotillean por el Salón

Conseguir este widget

Visitantes del blog