julio 10, 2009

Memorias de Túnez: I

Después de ocho días en Túnez, que se han quedado en unos escasos siete entre avión y traslados, he podido apreciar las grandes diferencias que hay entre nuestro país y el suyo; no me refiero solo a su cultura, que es totalmente diferente a la nuestra, si no también a la forma de pensar, de ver la vida y de afrontar los problemas, la manera que tienen de sobrevivir esa gente con lo poco que tienen... ¡Ojo! Estoy hablando de las zonas más pobres del país porque yo no he estado en la capital y no se si allí se vive mejor.

Es un país hermoso y diferente a todo lo que conocía, allí la vida se la toman a otro ritmo. Puedes encontrarte cualquier cosa por la calle, excepto perros, porque al parecer no suelen tenerlos como mascotas si no como perros pastores o guardianes de las casas o fincas; pero si encontraréis muchos gatos casi del tamaño de la palma de tu mano.









En Túnez, por lo que pudimos comprobar día tras día, la gente madruga mucho, a las 4:30 de la mañana comienza la actividad en las calles, y mucho más si estáis en una zona de playa. Si madrugáis lo suficiente podréis escuchar la primera llamada a la oración que se difunde desde los distintos minaretes de las mezquitas; algo interesante de escuchar pero que te fastidia el sueño a tempranas horas...





Allí la gente es muy amable y se desvive por complacer a los turistas, ya que Túnez es un país que en su gran mayoría vive del turismo. Es fácil perderse por sus calles porque todas al principio parecen iguales: Estrechas, atestadas de gente y llenas de puestos y comercios en los que sus vendedores pregonan sus productos a todo aquel que pase. Hay infinidad de comercios pequeños en los que puedes encontrar casi de todo, y a un precio que, al cambio para nosotros, es casi irrisorio.











Aquí, una servidora, comprándose unas sandalias de cuero, que por cierto eran monísimas ^_^









Este es uno de los puestecillos que vimos en el último mercadillo que visitamos; estaba completamente lleno de especias que inundaban la nariz con infinidad de aromas.

6 Terroncitos de azúcar:

LadyMarian dijo...

Volviste!! Se te extrañaba! No sabía que estabas de viaje. Qué interesante lo que contaste! Se nota que estuviste bien metida en el movimiento cotidiano del lugar.
Ese gato era diminuto!

Me alegro de que hayas regresado! Besos

Dama Blanca dijo...

Hola Lady! La verdad es que yo también eché de menos el pasarme por todos vuestros blogs ^_^
Lo cierto es que en los 8 dias que pasamos alli, estuvimos mucho en la calle y nos relacionamos con la gente de allí, y eso te enseña muchas cosas que no puedes ver en un documental o en un viaje organizado. Fue increible!
Ya os contaré más.

Besazos!

Lujo dijo...

Hola Hola Holaaaaaaa Dama Balnca!!!

Me molan un montón tus zapatillas. Son espectaculares.
Las fotos son increíbles y el color es maravilloso.
Disculpa que sea cotilla, pero ¿¿¿compraste muchas cositas???
Tengo la sensación que conseguiste recargar todas las energías "habidas y por haber" ;)
Espero con ansia la segunda parte de tus aventuras!!!
Mil abrazotes!!!
Cuidadín con el calorcito!!

Dama Blanca dijo...

Hola Lujo! Cuanto me alegra verte por aqui! Mi madre me echó la bronca por no traerle unas como las mias...pero esque allí lo de los números es un poco raro jeje.
Me compré un montón de cosas bonitas y todo muy baratito :P y me traje regalos para todos los de casa jeje.
Por mi me habría quedado otra semana allí ^_^

Besazos!!!

Ade dijo...

Conozco a mucha gente que viajó a Túnez como tú, y vinieron encantados y también se trajeron muchos regalos para todo el mundo; quizás algún día me anime y vaya yo también.
Me llamó la atención ese gatito tan diminuto.

Dama Blanca dijo...

Hola Ade!
Encantada de verte por aquí y muy contenta de que te agrade lo que lees ^_^ .La verdad es que es toda una experiencia que no me importaría repetir y que recomiendo a todo el mundo.
Quisimos traernos un gatito de eses, pero claro...está considerado tráfico de animales :P una pena!

Besazos y espero verte por aquí!

Publicar un comentario en la entrada

Los que más cotillean por el Salón

Conseguir este widget

Visitantes del blog