octubre 21, 2010

Una mujer en sus brazos, de Julia Justiss

No suelo comprar harlequines porque eso de las historias cortas no va conmigo, no porque sean malas, que no tienen porqué serlo, pero se me hacen escasas y eso me fastidia mucho. Pero en este caso, la novela que trataré a continuación la vendían junto con otra novela, una de Jacquie D´Alessandro que no podía dejar de comprar; así que en una tarde aburrida me leí la de Julia Justiss con la esperanza de que me hiciera pasar un rato ameno.


UNA MUJER EN SUS BRAZOS

Julia Justiss
Editorial: HQN, Colección Regencia / Enero 2010
ISBN: 978-84-671-7818-0
Género: Histórico

Título original: From Waif to Gentleman's Wife
Editorial original: HQN / Octubre 2009
ISBN original: 0-373-29564-2



SINOPSIS

Él se convirtió de repente en el galante protector de una institutriz.

Cuando una desvalida institutriz se desmayó a los pies de sir Edward Greaves, su caballerosidad le exigió ofrecerle cobijo temporalmente. Sin embargo, el deseo que Ned sintió cuando la tuvo entre sus brazos no fue en absoluto caballeroso…
Con sus ojos grandes y atribulados y aquella esbelta figura, Joanna Merrill despertó algo profundo y oculto dentro de aquel hombre. Para ser alguien que había rehuido a las conspiradoras bellezas de la sociedad londinense, ¿cuánto estaba arriesgando Ned al acoger a aquella misteriosa mujer bajo su techo?


OPINIÓN

Como ya os he dicho, no me entusiasman mucho las historias cortas, pero si están bien contadas no tendría por qué ser un problema leer alguna de cuando en cuando. En este caso no esperaba una gran historia que recordaría durante el resto de mi vida; y lo cierto es que así fue. Esta novela pasó sin pena ni gloria por mi mesilla de noche. ¡Ojo! No estoy diciendo que sea una historia mala, que no lo es, solo digo que es un libro para pasar el rato, con sus cosas buenas y malas pero sin nada realmente fascinante.
Sobre los personajes creo que hay dos cosas a destacar. Sir Edward, (Ned, hablando familiarmente) no es el típico libertino y juerguista que parece que proliferaba tanto en esa época. Es un hombre tranquilo, de principios sólidos, al que le gusta trabajar y ver los resultados de su esfuerzo, que sabe utilizar la inteligencia que se le ha concedido y que aprovecha muy bien los recursos que tiene a su alcance. Una vez que ha comprado una pequeña propiedad en el campo y se percata de los problemas que sufren sus arrendatarios, no puede descansar hasta conseguir que la situación de toda esa gente mejore: arregla sus casas, construye una escuela y proporciona empleo a todo aquel que quiera trabajar. Con eso consigue que todos estén contentos; bueno, la mayoría, ¿Porque nunca llueve a gusto de todos, no?
Joanna es una mujer fuerte y que no se rinde; es la mejor manera de definirla, ya que después de todas las desgracias que la han perseguido desde hace tiempo nunca ha bajado la cabeza para compadecerse de sí misma. Pierde a su marido y a su hijo no nato, es acosada por su anterior patrón, la despiden, se ve prácticamente en la ruina, no encuentra a su hermano y, como guinda final, ¡La toman por prostituta! Pero aún así no se rinde. Eso es algo admirable.
Aunque ninguno de los dos es uno de esos personajes inolvidables, hacen muy buena pareja juntos y eso consigue que te guste un poquito más esta historia. Los dos podrían pasar por personas reales en su tiempo, ya que tienen historias muy creíbles y reales; ella no es una dulce florecilla que de la noche a la mañana se convierte en toda una mujer, ni él es un libertino empedernido que de pronto se da cuenta de que no puede vivir sin esa mujercita casi recién salida de la escuela.
Lo que creo que sí es digno de mencionar sobre esta novela es lo bien que retrata las penurias que pasaba la clase trabajadora. Nos explican un poco cómo vivían (o malvivían) en aquella época, cuáles eran las condiciones de los trabajadores durante ese siglo y la pobreza que había por todas partes. Todos estos detalles se pueden ver en la historia que cuenta un chico (apenas un niño) que vive en la propiedad de Ned; cuenta como lo venden para trabajar en una hilandería y el trato (malos tratos, mejor dicho) que él y el resto de trabajadores recibían y cómo alguno de sus compañeros hasta llegó a morir durante su jornada laboral (que prácticamente duraba de sol a sol).
Esta novela es un claro ejemplo de lo que yo llamo “un libro de tránsito”; un libro sencillo, sin grandes complicaciones, para pasar el rato y que está bien para relajar nuestra cabecita entre una novela compleja y la siguiente. NOTA: Un 5,5.

¿Alguien más ha leído esta novelita? ¿Sois de los que huís de los harlequines, de los que no os importa leeros uno de cuando en cuando o directamente sois fanáticos de estas obras? ¿Os dais cuenta de que por muy corta que sea la novela soy incapaz de hacer una crítica más corta? (No lo puedo evitar).


22 Terroncitos de azúcar:

FLor dijo...

A mi me parece genial que la crítica sea larga! A mí me cuesta mucho hacer comentarios largos sobre los libros, incluso de los que me gustan mucho, así que disfruto mucho de leer comentarios largos que pueden hacer otros, felicitaciones!!
Respecto a los Harlequines, me pasa lo mismo que a tí, les huyo. Me gustaban mucho de joven, cuando tenía 15 por ahí (que tiempos aquellos).
Abrazo, Flor

Ana dijo...

Hola
A mi como a ti, no me suelen entusiasmar las novelas cortas, aunque de vez en cuando te encuentras con alguna sorpresa.
Se ve que esta no lo ha sido, al menos te ha servido para pasar el rato, gracias por tu reseña.
Un beso

Lhyn dijo...

Tienes un juego en mi blog, guapetona!

Angy dijo...

Tienes regalos en mi blog,hojala te gusta-besos y feliz finde......

Angy((Out of the Blue))

http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/10/regalos-for-weekend.html

LadyMarian dijo...

Bueno, parece que fue un bodrio!
Creo que no he leído nada de ella. Me parece que estuve a punto de comprar algo de ella el año pasado. Bueno, y si leí algo no debe haber sido ninguna maravilla porque lo recordaría.

Besos

Anónimo dijo...

--- Zaldumbide no era partidario de maltratar ni de pegar siquiera a los negros; no por nada, sino por no estropearlos.
Los demás capitanes negreros trataban a fuetazos a sus negros. Estos fuetazos no eran más que el ligero prólogo de los que les darían después los bandidos de América. Hay que reconocer que los negreros franceses debieron dejar atrás a los demás en el arte de desollar negros, porque incrustaron en el lenguaje de las colonias el nombre del látigo francés, lo impusieron, y a todas partes don

Irewen dijo...

¡Hola!

Siento no haberme pasado antes por aquí pero entre unas cosas y otras he estado out del mundo mundial. Ya te sigo ;) me da que vamos a tener gustos similares. La verdad es que ... no he leído nunca un Harlequín, pero es que a mi me gustan las historias largas. ¡Haces como yo! Entre dos grandes meto siempre alguna más light para "desintoxicar"

Besos

Dama Blanca dijo...

Hola Flor!
Uff! pues menos mal que te gustan largas las críticas porque yo no puedo evitar hacerlas tan largas incluso de una historia cortita como esta jeje. La verdad esque yo no tengo muchos arlequines, no les encuentro la gracia, pero algunos si que merecen la pena.
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Ana!
Pues mira, así ya sabes que esta novela no te la voy a prestar nunca por tu propio bien jeje. Tu y yo no somos de historias cortas ;)
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Lhyn!
Gracias por el juego guapa. Me alegra saber de ti, que últimamente no das señales de vida.
Besitos preciosa!

Dama Blanca dijo...

Hola LadyMarian!
Lo cierto es que ya no tenía grandes expectativas en cuanto a esta novela, así que la desilusión no fue muy grande; pero como ya dije en la crítica, también tiene cosas buenas, como las historias que relata de los malos tratos que sufrían los trabajadores.
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola "Anónimo"!
Eso que dices es espantoso; pensar en cómo trataban a esa gente da escalofríos solo de imaginarlo. Menos mal que hoy ya no suceden estas cosas(en teoría, y al menos no de una manera tan descarada).
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Irewen!
Tranquila, se te perdona la desaparición ^_^
La verdad esque estas historias cortitas y ligeras vienen muy bien para relajarse entre libro y libro, y más si son libros contundentes. Espero verte con más actividad dentro de poco.
Besitos!

Tere dijo...

me encanta tu blog porque siempre tienes alguna novedad con la que impresionarnos! de hecho de vez en cuando me paso por aqui para ver las noticias como yo digo jeje!

un besito grande y gracias por comentar!

Cristina dijo...

Guapa!
Pues el otro día me compré un libro que pondré en el blog, y me leí 280 páginas en menos de 24 horas. Me encantó! El tuyo como siempre me lo apunto ;)
Un beso,
Cristina
http://blog-andcoffee.blogspot.com/

Princesa Amidala dijo...

Jajaja, mi querida Dama a mi también me salen comentarios extensos, cuando me pongo me pongo y me entusiasmo.
Hace años que dejé de leer Arlequines, pero de jovencita fueron estos los que me iniciaron en la lectura y aunque hoy prefiera novelas más largas, sigo guardando un buen recuerdo.
Lástima que este no te acabara de convencer, pero bueno entre lectura y lectura, relaja.
Besitos.

Dácil dijo...

Hola Dama!
No huyo de los harlequines pro sinceramente no son libros que me apasionen. Compro de ellos los de Candace Camp, Diana Palmer (a veces) y alguno más. Evidentemente la serie de Robyn Carr y los de paranormal de Gena Sho...(no se como es el apellido xDD) y por último algún erótico de Megan Hart que me recomendó Lady Mariam.

De estos de histórica de esta autora o Nicola Cornick y demás estoy pasando bastante. Aunque recuerdo uno de Caroline Dadvidson que me encantó!!
Un beso

Lujo dijo...

Dama,
Si encuentras un harlequin de calidad cuélgalo en el blog por fi.
Me han regalado de este tipo los propios kioskeros del barrio (ÖoÖ). Compraba X y ponían algún pretexto para que me lo llevara a casa. Reconozco que soy buena clienta...., pero los acabo arrinconando. Sólo hacen su aparición si estoy resfriada, con fiebre y esas cosas....
Anoto a la sra. Justiss en mi lista negra (ToT)
Abrazotes!!!!

Dama Blanca dijo...

Hola Cristina!
Pues me alegro de que te gustase tanto ese libro, esperaré que comentes algo en tu blog ^_^
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Princesa Amidala!
Yo nunca he confiado mucho en encontrar grandes lecturas en estas novelas, pero dicen que algunos pocos si que valen la pena; este no era el caso :(
Tengo alguno más pendiente con muy buenas críticas, espero que me gusten más que este.
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Dácil!
Cómo ya te dije, estoy tratando de hacerme con la serie completa de Robyn Carr; le tengo muchas ganas, y más después de ver vuestras críticas en Pasajes. Espero tenerla pronto.
Besitos y gracias por las recomendaciones!

Dama Blanca dijo...

Hola Lujo!
Te tienen pillado el vicio eh? jaja Ya te conocen :P
Alguno bueno hay, yo no tengo muchos de este tipo así que no te puedo decir, pero si encuentro algo que te pueda gustar te lo haré saber.
Besitos!

Publicar un comentario

Los que más cotillean por el Salón

Conseguir este widget

Visitantes del blog