septiembre 03, 2010

Abandonada a tus caricias, de Loretta Chase

Esta es mi primera novela de esta autora. Estoy segura de que no me habría comprado ninguna novela suya si no fuera por la recomendación de Ana; fue ella quien me regaló dos títulos de esta mujer. Me ha llevado tiempo reunir las ganas necesarias para acercarme a estas novelas. Ojalá lo hubiera hecho antes.



ABANDONADA A TUS CARICIAS
Loretta Chase
Editorial: Plaza&Janés, Cisne / Febrero 2006
ISBN: 978-84-9793-910-2
Género: Histórico
Serie: 3º- The Lion's Daugther - Chase

Título original: Lord of Scoundrels
Editorial original: Avon / Enero 1995
ISBN original: 0-380-77616-2



SINOPSIS

Todo el empeño de la cabezota, independiente y soltera por convicción Jessica Trent, es alejar a su débil hermano de la destructiva influencia de Sebastian Ballister, marqués de Dain, un hombre de físico aparentemente repulsivo.
Nunca esperó que acabaría deseando al arrogante y amoral marqués. Y cuando la pasión recíproca de Sebastian les compromete de una manera un tanto escandalosa, y pública, a Jessica no le queda otra opción, para rehabilitar su nombre ante la rígida sociedad inglesa, que pedirle, legalmente, una satisfacción...
Maldiciéndola por tentarle, por besarle y, sobre todo, por obligarle a salvar su reputación, Dain no puede esperar a poner a la furiosa muchacha en su sitio, y, a ser posible, en alguna posición amorosa. Y si eso significa matrimonio, pues así sea. Porque Sebastian está seguro de que puede seguir manteniéndose a distancia y de que su corazón no sucumbirá ante los múltiples encantos de Jessica...


OPINIÓN

Por norma general, los protagonistas de novela romántica (y mucho más en la novela histórica) suelen ser caballeros apuestos, sin un solo defecto físico, salvo alguna pequeña cicatriz que incluso acentúa más su atractivo; nos los presentan como seres físicamente perfectos, aunque luego tenga la conducta más censurable de la historia y un alma cargada de pecados. En este caso nuestro protagonista, el marqués de Dain, no se salva de la característica alma pecadora típica de un libertino de la época. Es un protagonista un tanto atípico, ya que camina entre los excesos, y no me refiero solo a las juergas que se corre con sus amigos; es demasiado temperamental, demasiado “feo”, demasiado grande, con demasiada influencia sobre los demás… Pero la mayoría de esas cosas pueden tener su origen en que jamás recibió una palabra amable o cariñosa de nadie, ni de niño ni de adulto. Todo el mundo le trataba mal, incluido su padre, que lo trataba de demonio. Su primera etapa en el colegio consistió en pequeñas torturas por parte de sus compañeros. La única persona que le dispensó algo de afecto fue su madre, hasta que decidió fugarse con su amante y desapareció para siempre de su vida. Como he dicho, todo esto podría explicar un poco el mal carácter que Dain se gasta con todo aquel que esté demasiado cerca de él. Pero todos estos defectos no pueden quitarle sus buenas virtudes: Es un hombre inteligente (como demuestra a lo largo de la novela), es bueno con las finanzas (ya que consigue salir de la ruina después de la muerte de su padre), y con un pequeño corazoncito escondido que no le quiere mostrar al mundo pero que se sabe que está ahí gracias a pequeños detalles, tales como estudiar italiano a escondidas porque era el idioma de su madre y le hacía sentirse cerca de ella.
Todas estas virtudes debió de ser lo que nuestra protagonista, Jessica Trent, vio de inmediato en el marqués, ya que se sintió irrefrenablemente atraída desde el minuto uno de cruzarse en su camino. Jess no es como las demás mujeres; ella es inteligente y perspicaz, más alta que la media, con un parecido increíble a su escandalosa abuela, escapa un poco de las normas sociales, tiene un temperamento igual de explosivo que Dain y no se amedrenta por nada. Y lo más importante: es capaz de plantarle cara al marqués, manipularlo para que entre en razón y no temerle (como hacen todos los demás).
Teniendo en cuenta los fuertes temperamentos de ambos es lógico que nos se cayeran muy bien, y que para ahorrarse discusiones tratasen de evitarse entre ellos. Pero eso no es posible porque, además de tener un nexo de unión (el hermano cabeza hueca de Jess, Bertie), no son capaces de reprimir esas descargas de pasión y atracción fatal que sienten el uno por el otro desde el primer momento en que se conocieron. Y cuando esto sucede, al final es inevitable que uno de los dos empuñe sus armas (en algunos casos literalmente) para “animar” al otro a decidirse a formalizar la relación.
Una vez casados es cuando empiezan los problemas de verdad: Dain no lleva muy bien lo de verse atrapado en el matrimonio; Jessica no soporta sentirse excluida del corazón de su marido, que no es capaz de manifestar otro tipo de sentimientos que no sean la furia, la irritación, la ira y, cómo no, la pasión. Pero eso no es suficiente, así que poco a poco tendrá que ir enseñándole, como una maestra de escuela a un párvulo, como se manejan los sentimientos.
Dejando ya a parte la historia, hay que decir que los diálogos entre ambos son increíbles; te hacen reír y llorar en los momentos adecuados, son chispeantes, y la manera de escribir de la autora no aburre en ningún momento. Hasta los extraños monólogos de Bertie consigo mismo son divertidísimos. También tengo que decir (y esto ya es una apreciación debida a una debilidad personal mía) que gracias a esta obra se confirma mi teoría de que el italiano es el idioma más romántico del mundo, y que hablado o susurrado en los momentos precisos puede obrar milagros; cosa en la que no solo yo coincido, porque este pequeño comentario ya lo he visto en otras críticas.
Por todos estos pequeños detalles y porque para ser mi primera experiencia con esta autora he quedado muy satisfecha, creo que leeré más novelas suyas. NOTA: Un 8,75.

Admito que la crítica me ha quedado algo larga (más de lo normal en mí), pero no he podido evitarlo, y es que estos personajes se merecían una crítica algo más extensa que las demás. ¿Qué opináis vosotros de esta novela? ¿Me he dejado algo importante para vosotros?

4 Terroncitos de azúcar:

Ana dijo...

tanto este libro como Todo por Un beso son los mejores de esta autora y unos grandes libros, sus personajes son estupendos y las historias atrapan desde el comienzo, además te ríes mucho.
Yo le daría más nota, pero me alegro que te haya gustado
Un saludo

LadyMarian dijo...

La crítica no quedó larga. Quedó fantástica! Bueno, yo también suelo hacerlas de un largo similar.
Estoy de acuerdo con lo que decís. Creo que lo mejor del libro (y lo que más recuerdo de él porque lo leí hace tiempo) es el humor. Esos diálogos inteligentes, divertidos me encantaron. Es un libro que disfruté mucho.
Besos

Dama Blanca dijo...

Hola Ana!
Ya sabes que aunque coincidamos en que un libro es bueno, casi nunca lo hacemos en las notas (suelo puntuar un poco bajo).
De todas formas tengo que darte las gracias a ti por habérmelos regalado, si no posiblemente no los habría leído nunca.

Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola LadM!
Me alegro de que te gustase la crítica. La verdad es que con estos dos personajes no te aburres, y es porque ambos tienen una gran personalidad y saltan chispas cuando están juntos. A mí me han encantado.

Besitos!

Publicar un comentario en la entrada

Los que más cotillean por el Salón

Conseguir este widget

Visitantes del blog