noviembre 05, 2010

Damas de honor, de Jane Costello

Esta novela ha sido cedida temporalmente a mis estanterías (o sea, prestada) por Ana  , la cual ya me había puesto sobre aviso de los pros y contras de esta novela (lo cual le agradezco que haga siempre). En mayor o menor medida siempre acierta con sus recomendaciones, y esta vez no iba a ser menos.


DAMAS DE HONOR

Jane Costello
Editorial: Versatil Ediciones, V. Ficción / Mayo 2010
ISBN: 978-84-92929-11-5
Género: Chick-lit

Título original: Bridesmaids
Editorial original: Pocket Books / Mayo 2008
ISBN original: 1-84739-087-0


SINOPSIS

A menos de una hora de que su mejor amiga, Geace, recorra el pasillo de la inglesa, Evie intenta desempeñar la función más importante de su papel de dama de honor: depositar a la novia en la línea de partida en la hora indicada. Pero con una novia famosa por su caótica puntualidad, y la hija de la novia ocupada en darse el lote con Molton Brown en la cara alfombra del hotel, sin ropa interior, lo tiene todo en su contra…
Al menos tiene las almohadillas de relleno para el pecho que hacen que se siente especial… hasta que acaban asomando por encima del escote del vestido y siendo vistas por Jack, el hombre más atractivo que jamás ha visto Evie.

Evie tiene veintisiete años y es una vivaz y pragmática periodista. Jamás ha estado enamorada y ha comenzado a temer que nunca lo estará. No es de extrañar que la perspectiva de ser dama de honor en nada menos que tres bodas inminentes no le llene precisamente de emoción. Las cosas empeoran cuando Evie se entera de que Jack es la pareja de su amiga Valentina. Esta es una mujer guapa, superficial y obsesionada consigo misma y sus citas suelen ser iguales a ella. Y eso solo puede significar una cosa: es imposible que Jack sea por dentro como lo es por fuera. Pero cuando se sientan juntos a última hora de la noche, Evie se sorprende ansiando creer que él es real.


OPINIÓN

Empecé esta novela muy animada esperando encontrarme toda una historia llena de risas aseguradas y situaciones cómicas y divertidas. Y las encontré, pero solo hasta más o menos la mitad del libro. Digamos que esta historia se divide en cuatro partes bien definidas por cada una de las cuatro bodas que se celebran a lo largo de la novela. La primera es la de Grace, una de las mejores amigas de Evie (en la cual, evidentemente, Evie es dama de honor). Ahí tenemos la primera toma de contacto con todos los futuros personajes de esta historia, y por supuesto con los dos protagonistas; es donde nos damos cuenta de cómo es Evie: una cabeza de chorlito, pero dicho de modo cariñoso. Siempre le ocurren cosas inesperadas (y la mar de divertidas) en los momentos menos apropiados, miente fatal (y ninguna de sus mentiras resulta creíble) y tiene un gusto para los hombres pésimo. Salvo en una ocasión: cuando conoce a Jack. Lo malo es que su primer encuentro es un tanto vergonzoso debido a dos prótesis mamarias algo revoltosas, y lo que es peor: Jack es la pareja de Valentina (amiga de Evie y cuarta boda) durante un corto y breve periodo de tiempo.

¡Menuda tarjeta de presentación!



Jack es un tipo encantador, guapísimo, con un sentido del humor que me encanta, con dinero, respetable, inteligente… y bla, bla, bla; demasiado perfecto para ser real (de ahí que sea solo un personaje de novela), pero aún así me cae muy bien, incluso mejor que Evie.
Tras unos cuantos cómicos incidentes más, Evie y Jack comienzan a salir y ahí, salvo las extrañas e inoportunas apariciones de un ex novio entrometido y bastante raro, la historia empieza a estancarse en el lado divertido para ir pasando más a un terreno de novela sentimental.
Durante la tercera boda (la de la madre de Evie), suceden cosas que no te esperas que ocurran(al menos yo no me las esperaba), algunas no se saben o se explican hasta llegar a la cuarta boda, casi al final del libro, aunque se intuyen desde hace bastantes páginas. En este punto es cuando se dejan de lado las escenas cómicas y se centran más en lo sentimental. Para mi gusto, hay una parte del libro en la que se deja un poco de lado la historia de Evie/Jack y se centran más en las desventuras de Charlotte (otra amiga de Evie, pero esta no tiene boda, gracias a Dios).
En resumidas cuentas: creo que es un libro que empieza con un estilo y termina con otro muy diferente, que está bien para pasar una tarde agradable (ya que no es muy largo y los lectores más rápidos lo terminarán enseguida) y con el que reírse un poco, que nunca viene mal; pero no creo que dentro de unos meses lo recuerde como una gran novela, si no como algo divertido que pasó por mi estantería. Aún así, os la recomiendo por lo agradable que me resultó leerla. NOTA: Un 6,5.

¿Alguna vez habéis sido damas de honor, o en su defecto madrinas o padrinos en una boda? ¿Es realmente todo tan estresante como lo cuentan en esta novela?



20 Terroncitos de azúcar:

Ana dijo...

Bueno al menos te ha entretenido, a mi me gustó aunque no es un libro de mucho humor pero viene bajo esa apariencia, sin embargo tiene bastante drama,
Un beso guapa

Leyna dijo...

Me apetece este libro por lo divertido y fresco que parece. Me gusta leer novelas así de vez en cuando ^^

¡Un abrazo! =)

Flor dijo...

Hola! Muy buena tu crítica :) Me gusta cada tanto leer Chick lit, siempre que sea divertido. Como muchos de los libros de chick lit son realmente malos, solo leo aquellos que han recomendado en blogs. Ya que éste parece divertido, lo voy a tener en cuenta. Muchas gracias.
Saludos, Flor

LadyMarian dijo...

Me había llamado la atención pero ya veo que no vale mucho la pena, sobre todo si se tienen muchos libros en espera. Viene bien la crítica!

No, nunca fui dama de honor. Acá eso no se acostumbra, pero lo vemos en las películas norteamericanas.

Besos

Lujo dijo...

Holaaa Dama,
Palabra que cuando he leído el argumento me ha venido a la mente Planes de boda o The Wedding Planne con JLo y McConaughey.
Al leer tu crítica la cabeza ha intentado divisar otra que se le parezca pero no ha habido manera O.o
Recuerdo haber visto esta portada en un libro francés. Investigaré sobre si es el mismo...

Después de leerte y el 6,5 creo que si lo "diviso" pasaré mirando hacia otro lado.
Abrazotes enormes!
Muy buen finde!

Princesa Amidala dijo...

Hola guapa,
bueno aunque no le hayas puesto una nota genial, por lo que dices si entretiene que a veces cuando nada te engancha ya es más que suficiente.
Gracias por tu opi querida, buen fin de semana.

Dama Blanca dijo...

Hola Ana!
Se ve que últimamente se venden muchos libros de humor sin serlo de verdad. De todas formas, me ha entretenido mucho, como todo lo que tu me dejas pitiña ^_^
Besitos y gracias!

Dama Blanca dijo...

Hola Leyna!
Es una historia diferente, eso no se puede negar. Te hace pasar el rato y se lee muy rápido. Desintoxicante, diría yo. ¡Anímate!
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Flor!
Recuerda que el humor es algo muy personal, y lo que me guste a mí no tiene porqué gustarte a ti también. De todas formas, puede que este libro te guste.
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola LadyMarian!
Aquí eso de las damas de honor tampoco se lleva; tenemos madrinas y padrinos, y como mucho, algún niño de la familia que lleva las sarras y los anillos.
En tú caso no te lo recomiendo, porque tienes una larga lista de libros pendientes, pero de todas formas, no está nada mal eh?
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Lujo!
Mujer!! tampoco lo trates como si te diera alergia ^_^
Sinceramente no he visto Planes de boda, escapo velozmente de todo lo que tenga que ver con esa mujer :P
Algún día tienes que contarme qué tienes tú con cierto librero francés y con los libros de ese idioma jaja
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Princesa A.!
Tienes toda la razón, en ocasiones es mejor ir a lo seguro con lo que sabes que, aunque no va a ser una novela memorable, estás seguro de pasar un rato agradable.
Besitos!

LadyMarian dijo...

Dama, acá madrina/s y padrino/s son los testigos del casamiento civil. Lo habitual es que sean amigos, primos, hermanos.

Si se casan por la iglesia los padrinos y madrinas son los padres de los novios. Lo tradicional es que estén adelante, cerca del altar y de pie los padres y el novio. Los que entran son el padre de la novia y la novia. El padre le entrega a la hija al novio que espera allí. Luego salen todos juntos.

De ahí en más hay variaciones, claro, pero eso es lo clásico. También a veces los chiquitos llevan anillos, etc. Eso sí tenemos. Lo que no tenemos

Por lo menos en los casamientos católicos. De las demás religiones no sé.

Besos

Maribel dijo...

No sé porque este libro viene con un aire desenfadado pero me han dicho que no es tan ligero y que tiene mas drama del que parece.
Me lo pensaré.

Besos.
Maribel.

Tere dijo...

este es de los libros recomendados que mas me han gustadoo! tienee buena pinta, lo apunto para verano!

y mil gracias por comentar wapisima!

besitos!

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

me gusto tu reseña^^quizas me anime mas adelante

Dama Blanca dijo...

LadyMarian creo que más o menos la función de los padrinos es igual en todo el mundo y hacen algo parecido en todas partes. Lo de las damas de honor es más cosa de americanos e ingleses.

Dama Blanca dijo...

Hola Maribel!
Eso es justo lo que yo pienso. Al principio del libro no es así, pero poco a poco se va transformando de un libro divertido y desenfadado en una historia un tanto más dramática y con intentos por seguir con el humor. De todas formas, creo que la historia merece la pena.
Besitos!

Dama Blanca dijo...

Hola Tere!
Es ligero e ideal para una mañana en la playa; vete haciendo lista para el próximo verano.
Besitos y gracias a ti guapa!

Dama Blanca dijo...

Hola Soycazadora...!!
Me alegra serte de ayuda. Anótalo en tu lista de compras, te prometo que no te arrepentirás.
Besitos!

Publicar un comentario

Los que más cotillean por el Salón

Conseguir este widget

Visitantes del blog